México.- Carlos Romero Deschamps, ex dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, declaró que no está fuera del país, como informaron autoridades del gobierno federal la víspera.

El viernes fue intervenido quirúrgicamente en la ingle derecha por un problema de tendón, cirugía que se le practicó en Ciudad de México y, aunque en la foto que envió se le ve de pie, hizo saber que se le recomendó reposo para facilitar la cicatrización y llevar la convalecencia sin complicaciones.

Ayer mismo la agencia Reuters, citando fuentes del gobierno federal, dio a conocer que la Fiscalía General de la República pidió la ayuda de Interpol para dar con el paradero del priista, quien renunció al sindicato la semana pasada en medio de investigaciones en su contra por corrupción, aunque no se conoce que haya una orden de aprehensión.

“La Fiscalía pidió la intervención de Interpol”, aseguró a Reuters el funcionario federal que, sin embargo, no confirmó que Romero Deschamps haya abandonado el país: “Puede estar aquí, pero no está localizable”.

En la fotografía que envió, el ex senador viste una camisa manga larga roja y de fondo se ve un jardín vertical. Su última aparición pública fue el pasado 16 de octubre, cuando presentó su renuncia al gremio, acusando al gobierno federal de “no colaborar” con los trabajadores petroleros.

Apenas el pasado 21 de octubre, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, reveló que existen siete investigaciones contra Romero Deschamps, derivadas del mismo número de denuncias presentadas por sus opositores en el sindicato.

Tres días más tarde, en su comparecencia ante la Cámara de Diputados, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, dio a conocer que la dependencia que encabeza sí indaga al ex líder petrolero y que muy probablemente haya una evolución patrimonial en este caso.