México, AFP.-Los países árabes son un prometedor mercado para las plataformas de video en directo (streaming), que intentan rivalizar con el gigante estadounidense Netflix, ya implantado en la región y cuya primera producción en árabe, filmada en Oriente Medio, sale en junio.

Estos últimos años, los servicios de video a la demanda por abono (SVoD) Starz Play y Wavo compiten con Netflix en los países árabes. Otras plataformas quieren sumarse al mercado para captar a parte de los millones de usuarios potenciales, como la televisión saudí MBC Group con sus pltaformas de streaming Shahid y Shahid Plus.

La competencia es más dura en el mes de ayuno musulmán, el ramadán, durante el cual las familias se reúnen tras la ruptura del ayuno para mirar telenovelas, películas o programas de diversión que se emiten para la ocasión.

La televisión sigue siendo predominante en la región: entre 85% y 90% de los habitantes de Medio Oriente la miran, y solamente 25 a 30% recurren a videos en streaming, según Mukul Krishna, responsable de medios digitales del gabinete Frost & Sullivan.

Sin embargo, Netflix ha logrado alterar las costumbres de consumo de los telespectadores desde el lanzamiento de sus servicios en 2007. La plataforma difunde actualmente cuatro series en árabe con motivo del ramadán.

Según Artanc Savas, responsable de comunicación de Netflix en Medio Oriente, las difusión de estas series en plataformas en streaming otorga más flexibilidad a los usuarios, que pueden mirar "lo que quieren, cuando quieren", contrariamente a las emisiones de televisión programadas a una hora precisa.

Starz Play difunde también tres series especiales en árabe durante el mes de ayuno. Pero según su cofundador y presidente ejecutivo Maz Sheij, "no forma parte de nuestra estrategia hacerle la competencia a la televisión tradicional durante el ramadán".

"Lo que intentamos es presentar más producciones árabes interesantes a nuestros consumidores", dice a la AFP.

Primera producción árabe

Netflix, que encabeza los servicios de SVoD con sus 140 millones de abonados en 190 países, ha "acentuado su atención sobre Medio Oriente" destaca Artanc Savas.

El gigante californiano, que rehusa informar sobre el número de abonados en la región, difunde a partir del 13 de junio la serie "Jinn", su primera producción en árabe.

Esta serie fantástica, filmada en Jordania, narra la historia de un grupo de adolescentes que se encuentra con dos jinns --criaturas sobrenaturales-- durante una salida escolar a Petra.

Netflix ha anunciado que está prevista una nueva serie original medio-oriental, que relata la historia de una colegiala que sufre acoso, aunque no precisó la fecha de difusión.

La plataforma estadounidense se centra explícitamente en los jóvenes, una importante categoría de usuarios de plataformas SVoD: el 80% de los clientes de Starz Play tienen menos de 35 años.

Este mes de mayo, Netflix anunció una tercera producción original, titulada "Paranormal" y basada en relatos del escritor egipcio Ahmed Khaled Tawfik.

Otras plataformas proponen productos en árabe, como OSN Play, del grupo de televisión por satélite OSN, y Wavo. Pero con su millón de abonados, Starz Play es la plataforma que más sombra puede hacerle a Netflix.

Hollywood y Bollywood

"Nos especializamos en contenidos de Hollywood, pero con el tiempo hemos añadido a nuestro servicio contenidos árabe y de Bollywood" explica Maz Sheij, y precisa que los tres países de la región donde se utiliza más su plataforma son Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Marruecos.

Starz Play tiene la ventaja de tener varias series que no están disponibles en la región en Netflix, como "The Big Bang Theory", "Anatomía de Grey" y películas de universo Marvel, filial de Disney.

Para este rival local de Netflix, la "próxima etapa" también consistirá en producir contenidos en árabe, asegura Savas.