Griselda González de 39 años, fue estrangulada dentro de su departamento en la localidad de Francisco Álvarez, en Buenos Aires, Argentina, la policía investiga como principal sospechoso a un mexicano al que la víctima contactó vía Facebook.

La víctima conoció en la red social a Waldo Mares Parra de 33 años de origen mexicano, quien vivía en Guayaquil, Ecuador. Posteriormente la relación entre ambos creció, y ella le envió dinero para que Mares Parra viajara a Argentina, el 9 de febrero desde Ecuador.

González, era docente, estaba separada de su esposo y tenía una hija de 18 y un hijo de 15, con quienes vivía en el barrio Almirante Brown de General Rodríguez.

La mujer rentó un departamento porque vivía bajo el mismo techo que su ex marido y sus hijos. Bajo esa circunstancia, González se fue a vivir con  Mares Parra el jueves 11 de febrero; una vecina declaró que la noche en que la pareja llegó, escuchó una fuerte discusión y gritos hasta que vio salir al sospechoso, quien cerró la puerta con candado.

Los voceros dijeron que el viernes la hija de la mujer le envió varios mensajes a su madre y como no respondió, el sábado fue con su padre al departamento. Como la mujer no contestaba el timbre, llamaron al número de emergencias 911, por lo que personal de la Coordinación Departamental Moreno llegó al lugar.

Los agentes entraron al inmueble y encontraron a González muerta, aunque sin lesiones visibles en el cuerpo ni signos de violencia ni desorden. Los peritos de Policía Científica realizaron peritajes y recolectaron varios elementos para determinar qué había ocurrido.

El fiscal Leandro Ventricelli, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Moreno, ordenó que se le realizara una autopsia. El resultado fue que la muerte se produjo por "asfixia mecánica manual".

Con los datos aportados por la familia de González sobre el hombre al que estaba conociendo, el fiscal pidió al juzgado de garantías la inmediata detención del sospechoso. Pero el sujeto había escapado el fin de semana a Uruguay a través de la empresa Buquebús y utilizando un pasaporte a nombre de Waldo Mares Parra, por lo que se pedirá su captura.