México, Notimex.-El Banco Central argentino anunció duras restricciones cambiarias para contener el precio del dólar, a fin de frenar la aceleración de la inflación y proteger los depósitos bancarios. La medida fue anunciada luego de la consagración de Alberto Fernández como presidente electo, en lo que el actual mandatario, Mauricio Macri buscó definir como una "transición ordenada" hasta el 10 de diciembre.

El presidente del banco central de Argentina (BCRA), Guido Sandleris, sostuvo este lunes que la fuerte restricción cambiaria dispuesta en la madrugada obedece al objetivo de preservar las reservas de la entidad hasta la asunción del nuevo Gobierno nacional electo el domingo.

"Es crucial dar tranquilidad a la economía" y por ello "buscamos proteger las reservas", sostuvo el funcionario durante una rueda de prensa previa a la apertura de los mercados.

El BCRA dispuso un límite de compra de 200 dólares por mes a través de cuentas bancarias y de 100 dólares por mes para la adquisición en efectivo, en un intento por evitar que sigan cayendo sus reservas internacionales. Tras la derrota que sufrió el domingo el presidente Mauricio Macri en las elecciones en las que buscaba su reelección, la autoridad monetaria incrementó hasta diciembre los controles cambiarios, desde el límite previo de 10,000 dólares por mes que regía hasta el viernes para lidiar con una crisis financiera.

Sandleris dijo que habrá reuniones con el equipo del mandatario electo, Alberto Fernández, para "aceitar" la transición.

Entre las elecciones primarias de agosto y los comicios del domingo, el Banco Central argentino perdió unos 22,000 millones de dólares de sus reservas por los temores del mercado a nuevas fuertes depreciaciones y más controles de cambio.

El peso argentino se devaluó cerca de un 85% durante los casi cuatro años de gobierno del presidente Macri, lo que alimentó la tasa de inflación, que en septiembre alcanzó 53.5 por ciento anual.

La desconfianza de los inversores en la moneda y la incertidumbre política desde que Fernández superó por amplio margen a Macri en las primarias de agosto llevó a una dolarización de los ahorros. El derrumbe del mercado forzó al banco a imponer un control de capitales para limitar el acceso a dólares.

Fernández ganó la carrera a la presidencia del país con el 48 por ciento de los votos, superando el umbral de los 45 puntos necesarios para ganar sin necesidad de una segunda vuelta.