La selección argentina de futbol realizó hoy a puerta cerrada su penúltimo entrenamiento antes de la final de la Copa América frente a Chile, que se jugará el sábado en el Estadio Nacional.

Fuentes ligadas al equipo revelaron que la práctica consistió en repasar movimientos tanto en el bloque defensivo como en la línea de ataque para evitar que Chile mantenga la pelota.

Según testigos del entrenamiento, realizado en el estadio San Carlos de Apoquindo, la selección argentina practicó mucho la transición de sus laterales volantes hacia el ataque.

Indicaron que el técnico Gerardo “El Tata” Martino mantendría el mismo cuadro que goleó 6-1 a Paraguay en la semifinal, al tiempo que señalaron que la fuerza de ataque estaría en la llamada línea de “los cuatro fantásticos”.

Ese cuarteto está compuesto por los volantes Javier Pastore, del Paris Saint Germain (PSG) de Francia, y Lionel Messi, del Barcelona de España, además de los atacantes Angel Di María, del Manchester United de Inglaterra, y Sergio el “Kun” Agüero, del Manchester City inglés.

Las fuentes revelaron que la delegación argentina regresará a su país con o sin el trofeo de la Copa América el mismo sábado, poco después de la final a jugarse en Santiago y cuyos 45 mil boletos están agotados.

Notimex