Argentina y Puerto Ricos son dos de los países que ha anunciado la extensión de la cuarentena ante el incremento de los contagios y las muertes por el nuevo coronavirus y llamaron a la población a evitar los contactos sociales.

El presidente argentino Alberto Fernández dijo: “vamos a mantener las cosas como están hoy... en los últimos días se nota que el virus circula más y esto genera internaciones y fallecimientos”, dijo Fernández al anunciar una nueva prórroga a partir del lunes de las medidas de aislamiento que rigen desde el 20 de marzo.

El anuncio lo hizo en un acto en el que estuvo acompañado por las autoridades de Buenos Aires y de la provincia homónima.

De esta forma el presidente desestimó que prosiga la flexibilización escalonada de las medidas de aislamiento que se inició hace quince días, particularmente en la capital y las localidades del alrededor donde las restricciones son mayores que en otros puntos del país.

Al respecto, dijo que en los últimos días los ciudadanos se “relajaron” aumentando sus contactos sociales y que la situación “está muy lejos de estar contenida”.

Buenos Aires y las localidades de los alrededores siguen registrando más del 90% de los contagios, pero la propagación del virus se ha incrementado en otros lugares, como las provincias de Córdoba y Santa Fe.

“Detesto decirles esto, porque me gustaría que Argentina funcione en plena normalidad, que todos podamos ir a trabajar...que funcionen espectáculos, restaurantes”, señaló Fernández sobre la larga cuarentena que ha generado una caída abrupta de la economía y un creciente malhumor social.

En Argentina se han registrado hasta ahora más de 185.000 infectados y cerca de 3.500 fallecidos, cifras muy por debajo de las de otros países de la región.

Puerto Rico, dos semanas más

La gobernadora Wanda Vázquez anunció el viernes que extenderá dos semanas más las medidas para contener la propagación del coronavirus en Puerto Rico.

Ello significa que los bares, gimnasios, marinas y cines en toda la isla seguirán cerrados al menos hasta el 15 de agosto. Las playas continúan cerradas los domingos, y están abiertas el resto de la semana, pero sólo para personas que acuden a hacer ejercicio, incluyendo surfistas, nadadores y corredores.

El uso de mascarillas sigue siendo obligatorio, y los que se nieguen a utilizar una serán arrestados, advirtió Vázquez.

Un toque de queda de las 10 p.m. a las 5 a.m. continuará en vigor, y no se permitirán fiestas ni reuniones en los inmuebles que se alquilan por plazos cortos.

“Mientras no se encuentre una vacuna... tenemos que poner todos de nuestra parte”, manifestó la gobernadora.

Fuente. AP