Ante los abusos de la Gendarmería Nacional y del Ejército Mexicano, habitantes de la sierra de Chilpancingo junto con integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), anunciaron que a partir del próximo 1 de agosto los pueblos de esta zona de Guerrero, se armarán para defenderse y evitar la entrada de fuerzas oficiales.

Alrededor de las 11 de la mañana, un grupo de cien habitantes de la comunidad de San Vicente, municipio de Chilpancingo, se aglutinaron a las afueras de la capital para instalar un retén con el fin de evitar que suban a esos lugares los elementos de las fuerzas armadas del gobierno.

Y es que aseguran que lejos de salvaguardar la integridad de los habitantes de las localidades de la Sierra de la capital, los elementos del Ejército y Gendarmería, han violado los derechos de decenas de personas.

“Los soldados se meten a las casas y destrozan porque dicen que andan buscando al Chapo”, denunciaron los manifestantes.

Por varias horas, se apostaron en la colonia Cuernavaca al poniente de Chilpancingo para demandar que las fuerzas armadas que ya dejen de irrumpir en la vida de los pobladores.

Junto con el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez Adame, los pobladores de la Sierra hicieron el anuncio de que serán ellos quienes a partir del próximo uno de agosto, tomen el tema de control de la seguridad en sus localidades y con ello evitar la entrada de quienes han hostigado al pueblo.

“Es una acción conjunta que fue decidida por las comunidades de la Sierra, que están cansadas de la injusticia de la que son parte, las autoridades no han recordado que fueron este tipo de acciones las que provocaron el nacimiento de otros grupos en Guerrero y aun así se continúa atentando contra los pueblos”, manifestó Nicolás Chávez.

El retén culminó alrededor de las cuatro de la tarde y al menos durante este día, evitaron que subieran a los pueblos los elementos de las distintas corporaciones de seguridad pública.