Ciudad de México.- A 11 años del asesinato del diputado Armando Chavarría Barrera quien fuera presidente en la 59 Legislatura, sus familiares piden que el expediente pase a la FGR porque creen que en Guerrero no hay voluntad para aclarar el crimen.

“Exigimos que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga la investigación del caso del asesinato de mi esposo. El 20 se cumplieron 11 años y no hay un solo detenido”. Martha Idalia Obezo Cázares es viuda de Armando Chavarría, quien fungía como presidente del Congreso de Guerrero cuando fue asesinado el 20 agosto de 2009. Aquel día, hombres armados lo tirotearon en el interior de su vehículo, nada más salir de su domicilio. Desde entonces no hay avances en la investigación: ni un imputado, ni un detenido.", señalaron.

Según explicó su viuda, la FGE abrió en su día cuatro líneas de investigación: delincuencia organizada, grupos armados, entorno familiar o entorno político. Sin embargo, en 2011 solo se ejerció acción penal contra cuatro presuntos integrantes de un grupo guerrillero denominado Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente. El juez, sin embargo, negó la orden de aprensión y el expediente quedó estancado.

“Solo por la línea de investigación de la delincuencia organizada ya debería atraerlo la FGR. Además, el asesinato atenta contra la libertad de expresión por las actividades políticas y sociales que desarrollaba mi esposo. Además, están las circunstancias que imposibilitan que en Guerrero haya una investigación que esclarezca los hechos y castigue a los culpables”, dijo Obezo Cázares.

“Si once años no son suficiente para demostrarlo, no podemos esperar nada”, lamentó.

La familia ya formalizó su petición para que la FGR atraiga el caso. Lo hizo el 26 de noviembre de 2019 a través de una carta de Obezo Cázares dirigida al fiscal general, Alejandro Gertz Manero. Un mes después, el 27 de diciembre, la institución rechazó hacerse con el caso argumentando que no es de su competencia y que existen mecanismos e instancias para impulsar la investigación.