México.- Siete de cada 10 armas de fuego que son utilizadas en homicidios dolosos en México son adquiridas en Estados Unidos (EU).

De acuerdo con una nota informativa difundida por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), las estimaciones anuales del tráfico de armas de Estados Unidos a México es de 200 mil unidades.

En la mayoría de los homicidios dolosos y otros crímenes de alto impacto se utilizan armas de fuego y una mayoría de estas, 7 de cada 10, provienen del vecino país del norte.

Según el reporte elaborado por la SRE, el problema se ha acentuado debido a la vecindad geográfica y la diferencia entre las legislaciones de ambos países. En especial, la expiración en EU de la Prohibición Federal de Armas de Asalto, que restringía la fabricación, transferencia y posesión de armas semiautomáticas para civiles.

Las principales compras de armas se realizan en los llamados Gun Show y Gun Store, que hacen referencia a bazares o ferias de armamento y tiendas oficiales donde se utilizan a prestanombres para el pase de antecedentes penales.

Una tercera fuente mediante el cual los traficantes en Estados Unidos se hacen de armas es mediante el robo de armas a armerías o propietarios legales. En 2016, por ejemplo, se robaron 1,114 armas en Georgia, 930 en Texas y 690 en California, de las cuales se estima que un porcentaje terminó siendo utilizada en crímenes en México.

Los principales puntos de contrabando son: San Diego-Tijuana; El Paso-Ciudad Juárez; Laredo-Nuevo Laredo; McAllen-Reynosa y Brownsville-Matamoros.

En cuanto a la distribución geográfica de las armas utilizadas en crímenes de alto impacto, los cinco estados que han registrado los números más altos de homicidios dolosos (incluyendo feminicidios) en el primer semestre de 2019: Guanajuato (1,155), Baja California (920), Edomex (849), Chihuahua (741) y Jalisco (643).