Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) ingresó al Centro de Investigaciones Federales a José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, presunto líder de Guerreros Unidos, porque un juez federal autorizó su arraigo por 40 días para que se le siga investigando por presuntos delitos de delincuencia organizada.

Funcionarios federales consultados indicaron que la medida cautelar fue otorgada por un juez Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, con residencia en la Ciudad de México, la cual se cumplimentó hoy.

Indicaron que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada indaga a El Mochomo por delitos que no guardan relación con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Durante los próximos 40 días, la FGR tendrá tiempo para abundar en su investigación y reunir elementos que puedan ayudarle a solicitar una orden de aprehensión.

Ayer, El Mochomo estuvo a punto de escapar de la Fiscalía porque una juez federal ordenó su libertad por falta de elementos para procesarlo por un delito que data de 2014, pero a su salida del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, fue detenido por una nueva investigación por delincuencia organizada y secuestro.

El 24 de junio, fue capturado en el municipio mexiquense de Metepec con base en una orden de aprehensión por el presunto delito delincuencia organizada, tras casi seis años de búsqueda.

Su nombre figura en declaraciones ministeriales que afirman que él dio la orden de matar a los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014 y que los cuerpos fueran abandonados en una fosa clandestina en la zona de Pueblo Viejo, entre los límites de los municipios guerrerenses de Iguala y Cocula.

Tras su salida del penal, José Ángel fue trasladado a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada e Investigación de Delincuencia Organizada, donde quedó a disposición del Ministerio Público Federal.

Con información de Milenio