México, EFE.-Los cuerpos de los salvadoreños Óscar Martínez y su hija Valeria, muertos el pasado domingo al tratar de cruzar el río Bravo para llegar a EU., llegaron este domingo a El Salvador.

La tragedia de Óscar y su hija, originarios de la localidad de San Martín (centro), ha consternado a la comunidad internacional tras la publicación de una estremecedora fotografía que muestra sus cuerpos boca abajo a la orilla del río.

La fotografía deja ver la mitad superior del cuerpo de la pequeña entre la camiseta y el torso de Óscar, lo que sugiere un último intento del hombre de protegerla.

Un portavoz del gobierno salvadoreño confirmó a Efe que los restos de los migrantes ingresaron por la frontera con Guatemala, conocida como La Hachadura, pasadas las 08.00 h local en dos vehículos de una funeraria.

Los cuerpos llegaron a San Salvador cerca de las 11.00 h local, tras recorrer más de 120 kilómetros de carretera, y fueron llevados a las instalaciones de una funeraria municipal, que comparte terreno con el cementerio público La Bermeja.