Acapulco, Guerrero.- El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González exigió la liberación de los integrantes de una familia, privada de la libertad el pasado 15 de octubre en Acapulco.

En conferencia de prensa, el prelado católico llamó a las personas que perpetraron el secuestro, a respetar la vida de la familia y a no convertirse en asesinos.

Las cinco personas fueron privadas de la libertad el pasado 15 de octubre en la colonia Simón Bolívar. De manera interna, la Fiscalía General del Estado (FGE) ha dado informes de las investigaciones a los familiares.

Leopoldo González refirió que existe un grave problema en cuanto al tema de las desapariciones forzadas, por lo que llamó a participar todos en conjunto en la búsqueda de la verdad y en la aplicación de la justicia.

Indicó que desconocía, lo que puede suceder al declararse en el país una emergencia nacional por la cuestión de desaparecidos, como lo han sugerido algunos colectivos.