México.-Ángel Uriel intentó detener a uno de los tres asaltantes del transporte público en el que viajaba. Al hacerlo, el delincuente le apuntó con su arma y lo mató de un disparo.

Él era uno de los pasajeros de una camioneta que circulaba por calles del municipio de Ecatepec, en el Estado de México.

Eran casi las 9:00 de la mañana de este lunes cuando la combi se dirigía hacia el paradero del Metro Indios Verdes.

Pero antes de salir de ese municipio, dos hombres y una mujer abordaron la camioneta en la que viajaba el joven de 28 años.

Mientras el vehículo seguía su camino, los delincuentes amagaron a los pasajeros para obligarlos a entregar sus pertenencias.

Las víctimas obedecieron, y con el motín en sus manos, los asaltantes bajaron de la combi.

Aunque al hacerlo, Ángel Uriel intentó detener al último delincuente. Tras jalarlo de sus ropas, el atacante apuntó el arma de fuego que cargaba, con la cual le disparó en el pecho al joven. Enseguida, el homicida escapó.

Fue sobre la incorporación que va de la avenida Insurgentes hacia la autopista México-Pachuca, en donde ocurrió el homicidio.

Pese a que ese sitio se encuentra en la colonia 12 de Diciembre, a unos metros de la caseta de cobro, no hubo policías que atendieran el llamado de auxilio de los pasajeros. Los delincuentes lograron huir sin que nadie los ubicara.

Los agentes que atendieron el caso hallaron documentos de la víctima que fue identificada en el lugar, y su cadáver fue llevado al anfiteatro de la agencia ministerial para que sea reclamado.