Acapulco, Guerrero.- El auditor superior del estado de Guerrero, Alfonso Damián Peralta, señaló que hasta el momento ninguno de los tres funcionarios inhabilitados de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) se ha presentado a declarar ni depositar los 146 millones de pesos a la dependencia.

En entrevista, Damián Peralta mencionó que si se continúa sin depositar la ficha del recurso tendrán que proceder con un embargo de propiedades.

"Hasta este momento en la Auditoria Superior del Estado no se ha exhibido la ficha de depósito que se acredite; si esto prevaleciera lo que sigue es que estaríamos nosotros dándole vista a la Secretaría de Finanzas y Administración del gobierno del estado para que ellos en termino de ley y de procedimiento de ejecución fiscal realicen la búsqueda de bienes que en su caso tengan estos servidores públicos y se proceda a los embargos correspondientes", dijo el auditor.

Indicó que en cuanto a las otras auditorías del año 2017 y 2018 han continuado y una vez que se tengan los resultados se darán a conocer.