La ex candidata a diputada local del PRD por el distrito cuatro de Acapulco, Guerrero, Rosario Herrera Ascencio, señaló que pese a que interpuso una denuncia en contra de la candidata electa priísta de ese distrito, Pilar Badillo, su suplente y la coalición, por haber utilizado recursos de procedencia ilícita, en el  momento de integrarla la queja realizaron cambios en esta y le pusieron que era en contra del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Herrera Ascencio, luego de afirmar que mantienen intervenido su teléfono, fue  informada hasta el día miércoles por parte de la representación nacional del PRD en el  Instituto Nacional Electoral (INE) que habían mandado un oficio pidiéndole a la Unidad Técnica de Fiscalización, que les informara si había un queja presentada en el país contra el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) o si el PRD había presentado, pero en respuesta el  INE les contestó de manera oficial, que no había ningún recursos de queja que se hubiera presentado.

Explicó: "cuando nosotros ya llevábamos más de 10 días de enviado a Chilpancingo el acuse de recibo, nos dimos cuenta que en ese acuse se dice que la queja va en contra del PVEM, cuando en realidad la denuncia es contra Pilar Badillo, su suplente y en contra la coalición, por utilizar recursos de procedencia ilícita y el rebase de tope de campaña”.

La denuncia fue por el reparto de tarjetas Premium que ellos distribuyeron a la  gente en el día de la elección y se habla de más de 90 establecimientos,  que le está  aportando a la campaña con  tarjetas que daban descuentos desde el 10 y un 20 por ciento.

Sobre la notificación de la denuncia  que puso en el INE, dijo que de 113 hojas en las que van las pruebas llevadas, solamente metieron 45.  Lo que deja ver que la caja con las muestras del delito no las han entregado.

En ese sentido, dijo que por eso la representación del PRD ante el INE sostendrá una reunión mañana, en la que se presentarán todos los documentos y pruebas que ya se firmó de recibido.

Denunció también que en la casa de campaña, un grupo de gente se les metió al interior del inmueble y le robaron las computadoras donde presumen pudo estar capturada la denuncia que elaboró en contra de la candidata Pilar Badillo.

Y, según dijo la perredista, el robo a la casa de campaña “demuestra que en ese lugar había cámaras fotográficas y un proyectos así como otras cosas de valor, pero nada de ese se llevaron sino que solamente iban a buscar evidencias que ellos tenía y que las presentarían en la denuncia en el INE”.