Al menos 16 muertos y 20 heridos dejó un ataque terrorista en la población de Balad, Irak.

Los hechos ocurrieron la noche del jueves, cuando más de 50 seguidores del equipo merengue se habían reunido en una cafetería para ver vídeos de partidos de futbol.

“Tres terroristas islámicos, del Estado Islámico, entraron a la sede empuñando varios fusiles AK-47 y dispararon al azar a todos los presentes”, explicó a AS el presidente de la sede madridista de la peña en Balad, Ziad Subhan.

Balad se encuentra a unos 80 kilómetros al norte de Bagdag, capital del país, y es considerada la sede de la peña madridista en aquel país.

El diario español le preguntó a Subhan cuál creía que era el motivo por el ataque, a lo que este respondió:

“No les gusta el fútbol, consideran que es algo anti musulmán. Al final, cometen atrocidades así. Estamos todos destrozados por lo que ha sucedido”, lamentó.

Según AS, los autores del ataque lograron huir del lugar de los hechos.

Además, uno de ellos detonó su chaleco explosivo cerca de un mercado de verduras cuando varios policías y milicianos chiíes intentaron interceptarle y le dispararon, según fuentes de los servicios de seguridad.

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas Medrano, dijo:

“Consternado por el ataque contra una sede del Real Madrid en Irak. El terrorismo ataca al fútbol. Estamos con las víctimas y sus familias".

Los asaltantes huyeron a un mercado de verduras cercano después de la policía y los residentes les persiguieron.

Fueron acorralados en un edificio en desuso e intercambiaron disparos, según fuentes de seguridad.

Cuatro personas murieron y dos resultaron heridos de gravedad en el tiroteo; un testigo de Reuters vio el cuerpo chamuscado de un presunto agresor colgado boca abajo de un poste fuera de la cafetería en la mañana del viernes.

Los residentes dijeron que habían detenido al hombre en una casa cercana donde se escondió tras haber participado en la matanza.

Los pobladores admitieron que lo habían quemado vivo cuando confesó su participación.