México, RT.- Al menos 18 personas resultaron muertas el viernes en una emboscada tendida por un grupo armado en el interior del parque natural de Virunga, en el este de la República Democrática del Congo, informó ayer un portavoz de la reserva natural más antigua de África.

De acuerdo con los responsables del parque, 13 guardabosques murieron en el ataque, así como un chofer de las instalaciones y otros cuatro civiles "sin cualquier relación" con el sitio.

Otros cinco guardabosques resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, así como dos civiles.

El ataque, no reivindicado, tuvo lugar al norte de Goma, dentro de los límites del parque de Virunga, cuya superficie (7 mil 769 km2) abarca una parte de la provincia de Kivu del Norte (cerca de 60 mil km2), a lo largo de la frontera con Ruanda y Uganda.

De acuerdo con la administración del parque, el ataque ocurrió cerca de la sede de Virunga en Rumangabo, en las montañas del territorio Rutshuru.

Al regresar de una misión al cuartel general, los guardias fueron víctimas de un ataque de individuos, numerosos y fuertemente armados. Los intercambios de disparos duraron 30 minutos y fueron de una violencia increíble", informaron los responsables.

Según la misma fuente se trató de una emboscada "cuyos motivos no han sido aún establecidos", aunque "informaciones precisas obtenidas en las últimas horas señalan al grupo armados Frente Democrático para la Liberación de Ruanda (FDLR) como responsable por la matanza".

El FDLR es un grupo de rebeldes hutus ruandeses que huyeron a la RDC, algunos de cuyos fundadores participaron en el genocidio contra los tutsis en 1994.

El máximo líder del FLDR, Sylvestre Mudacumura, fue asesinado en Kivu del Norte el 18 de septiembre, habían anunciado entonces las autoridades congoleñas.

A partir de mayo de 2018, el parque de Virunga había suspendido su actividad turística por razones de inseguridad, tras el secuestro de dos turistas británicos, finalmente liberados.

En ese ataque murió una guardia forestal.

El parque de Virunga había reabierto su actividad a los turistas en febrero de 2019.