De acuerdo a la dirigencia estatal de Nueva Alianza, el pasado jueves fueron asesinados cuatro miembros de su partido cuando regresaban de un evento partidista en la comunidad de Rancho Nuevo, en el municipio de Pedro de Ascención. El asesinato ocurrió cuando se transportaban en una camioneta y fueron fueron interceptados por hombres armados que dispararon contra ellos.

En la caja de la camioneta fueron localizados los cuerpos de tres militantes, mientras que el cuarto cuerpo se ubicaba a unos 100 metros del vehículo en el que se transportaban, señaló el partido en un comunicado.

“El Partido Nueva Alianza manifiesta su indignación por los hechos violentos en contra de la militancia del instituto en Ixcapuzalco, Guerrero, un episodio que tuvo lugar el pasado jueves y que se saldó con la muerte de cuatro personas que ejercían libremente sus derechos políticos”, indicó la dirigencia del partido, que además exigió a las autoridades detener los hechos violentos que afectan a los familiares y amigos de las personas muertas.

“México no puede seguir con temor. Nos sumamos a la exigencia de la sociedad de poner un alto a estos hechos que lastiman”, señalaron, y dijeron sentirse preocupados por la “entrada impune” de grupos armados y criminales a localidades del estado.

Sin embargo, la dirigencia del Panal invitó a la ciudadanía a votar el próximo 7 de junio y pidió no dejarse llevar por “por los movimientos enmascarados que promueven la anulación del voto y del proceso electoral, porque esta estrategia únicamente logrará favorecer propósitos turbios”, recalcaron.

El pasado viernes, un día después del asesinato de los cuatro militantes del Panal, se registró el homicidio del candidato de la coalición PRI-PVEM a la alcaldía de Chilapa, Ulises Fabián Quiroz. redacción.