#A sangre fría

Asesinan a tenista y a su esposa en Cuernavaca

El tenista Pablo Moreno y su esposa fueron asesinados en su automóvil, en Cuernavaca, Morelos, la hija de la mujer quedó herida.

Por Redacción, 2016-09-26 10:58

Cuernavaca, Morelos.- El tenista Pablo Moreno y su esposa fueron asesinados en su automóvil, en Cuernavaca, Morelos, la hija de la mujer quedó herida.

Los hechos ocurrieron en la calle 2 de Abril esquina con avenida Poder Legislativo, en la colonia Emperador, cuando dos hombres armados se hacercaron al auto y dispararon contra ellos.

El también promotor de dicho deporte murió en el lugar, la esposa y la hija fueron llevadas a un hospital, sin embargo, horas más tarde la conyugue murió, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Eran metralletas; creo que venían en una motocicleta los asesinos. Aquí quedó mi vecino, a bordo de su coche”, comentó una mujer que lloraba después de lo ocurrido.

De acuerdo con información de Sin Embargo, la policía del Mando Único recibió el reporte, a las 11:40 de la noche, de una balacera en la ya mencionada dirección.

En el lugar se encontró un coche Mazda color vino; dentro del vehículo encontraron a Moreno sin vida con impactos de bala en el pecho.

La Fiscalía precisó que el automóvil del deportista presentó 13 disparos en el parabrisas, cuatro en el lado del conductor y uno en la puerta del lado del acompañante. En el lugar se embalaron 39 casquillos calibre 9 milímetros.

Más tarde a 12:00 horas llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes atendieron a Macarena, de 47 años de edad, quien tenía tres disparos en el abdomen, y su hija Frida Macarena, de 21 años de edad, la cual recibió un balazo en el cuello.

Luego de ser llevadas al hospital, trascendió extraoficialmente que la mujer murió.

Uno de los reportes que recibió la Policía establece que uno de los asesinos llevaba casco de color rojo con negro y huyó junto con su cómplice, en una motocicleta. Los agentes iniciaron la búsqueda de los responsables en la ciudad de Cuernavaca.

La FGE descartó que se trate de un asalto; de acuerdo con las primeras averiguaciones, los asesinos comenzaron a disparar desde su motocicleta; luego, ambos homicidas bajaron del vehículo para accionar nuevamente las armas de fuego frente a sus víctimas.

Asimismo, el Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento del cadáver, el cual fue identificado por sus familiares.

Moreno, era instructor de la academia de tenis del hotel Racquet Club, participó como entrenador y delegado por Morelos en varias ediciones de la Olimpiada Nacional, además participó como juez en los juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011.

También era parte del comité organizador del Morelos Open como jefe de jueces del certamen internacional.

Era uno de los pocos jueces en México avalado por la Asociación de Tenistas Profesionales, por lo que tenía la oportunidad de participar en torneos como el Abierto de Acapulco.

Moreno es el segundo deportista asesinado en Cuernavaca en lo que va del año; en abril pasado, el exseleccionado nacional de waterpolo, Francisco García Moreno, El Panchote, murió al resistirse a un asalto cuando entrenaba en la Colonia Tlaltenango destaca El Universal.

#A sangre fría

Cárteles de drogas mexicanos hacen de las suyas en Colombia

A estas células criminales no les interesa fomentar la guerra entre las organizaciones criminales colombianas ni tomar partido por una de ellas, tampoco tener el control de un territorio.

Por Redacción, 2019-07-18 11:43

México.- No solo existen emisarios en Colombia llegados desde Sinaloa, reportes policiales también advierten de la presencia de miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación e incluso de Los Zetas.

A los carteles de México no les interesa fomentar la guerra entre las organizaciones criminales colombianas ni tomar partido por una de ellas, tampoco tener el control de un territorio, como sí lo hacen en su país.

Lo que buscan, en esencia, es abaratar costos.

“Actúan como empresarios que invierten en una franquicia. Ya no se quedan en México esperando a que les vendan la cocaína en 12 dólares o 15 mil, sino que vienen para acá y compran a los laboratorios directamente. Incluso invierten en los laboratorios y consiguen el kilo en 2 mil dólares o menos”, señala Daniel Rico.

El experto añade que esta estrategia no solo elimina a los intermediarios, sino que les garantiza obtener un producto de calidad.

“Durante muchos años a los mexicanos les vendían cocaína mezclada con otras sustancias y eso ha venido cambiando”, concluye.

Los predecesores de Joaquín Guzmán Loera fueron los primeros en aproximarse a Colombia, después el Chapo supo aprovechar ese mercado abierto para convertirse en multimillonario.

Y los que le siguen, han demostrado que son capaces de adaptarse a las nuevas condiciones que se viven en el país. La presencia de narcos de México en el país no es nueva, pero por diferentes razones su influencia ha crecido en los últimos años. Ellos no necesitan traer sus ejércitos ni instalarse en grandes extensiones de terreno.

Llegan a Colombia, identifican a las organizaciones que les pueden ofrecer lo que buscan (cocaína, logística de traslado de la mercancía o seguridad), las contratan, pagan y se van.

Otro factor determinante y más reciente es que ya no está la exguerrilla de las FARC como regulador en varios territorios que ahora se han convertido en zonas de disputa entre bandas criminales, paramilitares y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Su inmensa capacidad económica les da la ventaja decisiva para contratar a las organizaciones colombianas, exigirles un producto de calidad e imponerles plazos de entrega.

La Defensoría del Pueblo no es la única entidad que ha advertido del incremento de la influencia de los narcos provenientes de México, la Fiscalía y el gobierno también lo han hecho y señalan que su presencia está en al menos 10 de los 32 departamentos de Colombia.

Para los carteles de Cali y Medellín, los mexicanos eran sobre todo sinónimo de mano de obra en los 80.

México ni siquiera era la plaza más importante para ingresar cocaína a Estados Unidos, como sí lo eran las rutas por Las Bahamas y sus alrededores.

A mediados de los 90, esa situación comienza a cambiar en medio de la caída de los dos grandes carteles y la guerra entre las organizaciones de narcotraficantes colombianas que luchaban entre ellas para remplazarlas.

“En los años 80 había estructuras como la de Pablo Escobar o la de los hermanos Rodríguez Orejuela que eran capaces de controlar desde el cultivo, la producción, la transformación de la hoja en cocaína, el traslado de la mercancía en lanchas o aviones y la distribución en las calles de Estados Unidos, pero eso cambió mucho», explica a BBC Mundo el investigador Daniel Rico.

El profesor universitario y consultor internacional en la materia explica que, en Colombia, desde el fin de los dos grandes carteles, las organizaciones que quedaron solo pueden controlar alguno de los eslabones de la cadena y desde entonces los mexicanos tomaron protagonismo.

“El ingreso promedio de los narcotraficantes colombianos se redujo a un tercio porque las principales organizaciones mexicanas comenzaron a comprar de manera directa acá. La ganancia, por ejemplo, por un kilo de cocaína pasó de 20 mil dólares a 7 mil”, indica el experto.

Rico añade que, desde entonces, los carteles de México aprovechan que los grupos criminales de Colombia necesitan de sus recursos para financiar sus disputas territoriales y con ello se garantizan la cocaína que necesitan.

De acuerdo a estimaciones de la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA por su sigla en inglés), el 82% de la cocaína salida de Colombia rumbo a Estados Unidos pasa por Centroamérica o México.

La salida de las FARC, que tenían presencia fuerte en la mayoría de las zonas de cultivo de coca, supuso nuevos enfrentamientos entre organizaciones como el Clan del Golfo, los Rastrojos y el ELN, entre otras, en departamentos como Cauca, Chocó, Córdoba, Nariño y Valle del Cauca.

La desmovilización del grupo armado no solo supuso el incremento de la violencia entre bandas criminales, también un aumento de las plantaciones de coca que alcanzó cifras récord.

Según el Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de la Organización de Naciones Unidas, en la última medición hecha (2017) se estableció que en Colombia existen más de 171 mil hectáreas de coca cultivada, algo nunca antes visto desde que la ONU realiza estas estimaciones.

El reporte correspondiente a 2018 será presentado en los siguientes meses.

Este incremento en las plantaciones, indican los expertos, también supone un aumento lógico en la oferta de clorhidrato de cocaína, pues en Colombia el uso tradicional de la hoja de coca es muy pequeño (a diferencia de países como Bolivia y Perú).

Esta situación fue advertida por Estados Unidos, pero también por los carteles mexicanos.

Es por ello que, de acuerdo al portal de investigación Verdad Abierta, estas organizaciones comenzaron a relacionarse con grupos colombianos dedicados desde los cultivos y la producción de pasta base, hasta la exportación y distribución local para el narcomenudeo.

El jefe de operaciones de la policía antinarcóticos colombiana, Carlos Bueno, sostiene que los emisarios mexicanos quieren eliminar a los intermediarios y por eso desembarcaron en Colombia.

“Entendemos que han venido a hacer parte de la cadena. Han venido a contactar las organizaciones ellos mismos y para verificar el producto, la cocaína que están comprando, y, posteriormente, enviando a México”, dijo el coronel.

En abril de este año, Bueno dirigió el operativo que terminó en la captura en Bogotá de alias Rafa, emisario de Ismael “Mayo” Zambada y el Cartel de Sinaloa en Colombia.

El excomandante de las FARC y ahora prófugo de la justicia Jesús Santrich es acusado por la Fiscalía de Colombia y por Estados Unidos de conspirar para entregar cocaína a la organización criminal sinaloense. (Informe BBC Mundo).

#A sangre fría

Balean a funcionario en plena delegación del IMSS en Acapulco

En el acceso, fue encontrado herido por arma de fuego el jefe de Departamento de Afiliación y Vigencias, Martín Fernando Ruiz.

Por Alejandro Ortiz, 2019-07-18 11:13

México.- La mañana de este jueves fue baleado en el Centro de Acapulco el jefe de departamento de Afiliación y Vigencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), delegación Guerrero, y recibió atención médica.

De acuerdo con información oficial, alrededor de las 9:30 de la mañana se reportaron detonaciones de arma de fuego en el acceso principal a la delegación del IMSS estatal, ubicada en la transitada avenida Cuauhtémoc.

En el lugar fue encontrado herido por arma de fuego el jefe de Departamento de Afiliación y Vigencias del IMSS, Martín Fernando Ruiz.

Según las primeras investigaciones, el funcionario del IMSS arribaba a sus oficinas en su vehículo, cuando fue atacado por civiles armados que posteriormente se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Alrededor de las 10:40 de la mañana fuentes de seguridad señalaron que Martín Fernando recibe atención médica en la sala de urgencias del hospital Vicente Guerrero.

Las acciones de violencia provocaron crisis nerviosas en las personas que estaban en la zona, que fueron atendidas por personal paramédico de la Cruz Roja Mexicana.

#A sangre fría

Asesinan a balazos a 5 hombres en centro de adicciones de Michoacán

Los cuerpos sin vida fueron encontrados en la mañana de este miércoles en un centro de rehabilitación llamado «Fundación Dios te Bendiga».

Por Redacción, 2019-07-17 19:30

México.- Cinco hombres fueron asesinados en un centro de rehabilitación de adicciones en la ciudad de Morelia, la capital del estado de Michoacán –ubicado en el occidente de México-, según informaron este miércoles autoridades y medios locales.

Con impactos de arma de fuego y huellas de tortura fueron encontrados los cadáveres en la colonia Vicente Lombardo Toledano, de la salida a Charo, en la capital michoacana. Mandos policiales confirmaron que se trata de cinco víctimas, todas maniatadas dentro de un edificio.

«Los cuerpos, al momento sin identificar, presentan heridas producidas, al parecer, por proyectil de arma de fuego, por lo que fueron trasladados al Servicio Médico Forense para que se les practique la necropsia», expresó la Fiscalía General del Estado de Michoacánen un comunicado.

Estos cuerpos sin vida fueron encontrados en la mañana de este miércoles en un centro de rehabilitación llamado «Fundación Dios te Bendiga», localizado en un barrio ubicado en el oriente de la capital michoacana. Por el momento, se desconoce si los fallecidos eran internos o trabajadores del establecimiento.

De acuerdo con medios locales, los cuerpos sin vida de los cinco hombres fueron encontrados maniatados, con impactos de bala y huellas de haber sido torturados antes de su ejecución.

«Elementos de la FGE continúan realizando diligencias en el lugar a efecto de conocer lascircunstancias en las que sucedieron los hechos y de esta manera lograr su pleno esclarecimiento», informó la Fiscalía estatal.