Cuernavaca, Morelos.- El tenista Pablo Moreno y su esposa fueron asesinados en su automóvil, en Cuernavaca, Morelos, la hija de la mujer quedó herida.

Los hechos ocurrieron en la calle 2 de Abril esquina con avenida Poder Legislativo, en la colonia Emperador, cuando dos hombres armados se hacercaron al auto y dispararon contra ellos.

El también promotor de dicho deporte murió en el lugar, la esposa y la hija fueron llevadas a un hospital, sin embargo, horas más tarde la conyugue murió, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Eran metralletas; creo que venían en una motocicleta los asesinos. Aquí quedó mi vecino, a bordo de su coche”, comentó una mujer que lloraba después de lo ocurrido.

De acuerdo con información de Sin Embargo, la policía del Mando Único recibió el reporte, a las 11:40 de la noche, de una balacera en la ya mencionada dirección.

En el lugar se encontró un coche Mazda color vino; dentro del vehículo encontraron a Moreno sin vida con impactos de bala en el pecho.

La Fiscalía precisó que el automóvil del deportista presentó 13 disparos en el parabrisas, cuatro en el lado del conductor y uno en la puerta del lado del acompañante. En el lugar se embalaron 39 casquillos calibre 9 milímetros.

Más tarde a 12:00 horas llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes atendieron a Macarena, de 47 años de edad, quien tenía tres disparos en el abdomen, y su hija Frida Macarena, de 21 años de edad, la cual recibió un balazo en el cuello.

Luego de ser llevadas al hospital, trascendió extraoficialmente que la mujer murió.

Uno de los reportes que recibió la Policía establece que uno de los asesinos llevaba casco de color rojo con negro y huyó junto con su cómplice, en una motocicleta. Los agentes iniciaron la búsqueda de los responsables en la ciudad de Cuernavaca.

La FGE descartó que se trate de un asalto; de acuerdo con las primeras averiguaciones, los asesinos comenzaron a disparar desde su motocicleta; luego, ambos homicidas bajaron del vehículo para accionar nuevamente las armas de fuego frente a sus víctimas.

Asimismo, el Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento del cadáver, el cual fue identificado por sus familiares.

Moreno, era instructor de la academia de tenis del hotel Racquet Club, participó como entrenador y delegado por Morelos en varias ediciones de la Olimpiada Nacional, además participó como juez en los juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011.

También era parte del comité organizador del Morelos Open como jefe de jueces del certamen internacional.

Era uno de los pocos jueces en México avalado por la Asociación de Tenistas Profesionales, por lo que tenía la oportunidad de participar en torneos como el Abierto de Acapulco.

Moreno es el segundo deportista asesinado en Cuernavaca en lo que va del año; en abril pasado, el exseleccionado nacional de waterpolo, Francisco García Moreno, El Panchote, murió al resistirse a un asalto cuando entrenaba en la Colonia Tlaltenango destaca El Universal.