#Guerrero

Asesinan a tiros al hermano de síndica de Zitlala

Félix Sevilla Pablillo de 34 años, era asesor del ayuntamiento de Zitlala. En un año han asesinado a tres familiares de la perredista.

Por Alejandro Ortiz, 2018-11-08 22:00

Chilpancingo, Guerrero.- Un hombre identificado como Félix Sevilla Pablillo, hermano de la síndica del municipio de Zitlala, Rosalba Sevilla, fue asesinado en la carretera local Zitlala-Acatlán, en la Montaña baja de Guerrero.

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública, alrededor de las 6 de la tarde se informó sobre una persona asesinada entre los límites de los municipios de Zitlala y Acatlán.

Policías estatales arribaron a la zona y encontraron a un hombre asesinado por disparos de arma de fuego en la vía de comunicación estatal.

La víctima fue identificada como Félix Sevilla Pablillo de 34 años, asesor del ayuntamiento de Zitlala y hermano de la síndica del PRD, Rosalba Sevilla Pablillo.

La funcionaria municipal fue esposa del ex alcalde de Zitlala, Francisco Tecuchillo, levantado de su domicilio el 9 de octubre en Zitlala, y encontrado degollado dos días después.

También el año pasado otro de los hermanos de Rosalba Sevilla, fue asesinado en el barrio de San Francisco del municipio de Zitlala.

Luego del hallazgo de este jueves, peritos arribaron a la zona, sin embargo familiares de la víctima no permitieron que el cuerpo fuera trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo).

#Guerrero

Vocero culpa a sociedad y partidos de la impunidad que reina en Guerrero

Roberto Álvarez Heredia señaló que todos “están más interesados en atacar todo acto de gobierno que tocar el manto impune de los delincuentes”.

Por Redacción, 2018-11-19 10:46

Guerrero.- En Guerrero “a todos los asesinos los protege la impunidad, se sienten intocables y siguen haciendo de las suyas”, reconoció el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia.

Anoche, Álvarez Heredia compartió en su perfil de Facebook fotografías del ataque a policías estatales y paramédicos de la Cruz Roja en la comunidad de San Juan Tejería, en Taxco de Alarcón, hechos que dijo son “el colmo de los colmos”.

Durante dos años como vocero de seguridad le ha tocado ver todo, escribió Álvarez Heredia: criminales insensibles que le arrebatan la vida a sacerdotes; otros, de la peor calaña social, que le arrancan la existencia a niños, jóvenes, mujeres y familias completas.

El vocero de seguridad reconoció que “a todos los asesinos les protege la impunidad”, se sienten intocables y siguen haciendo de la suya porque, justificó, “a los grupos de interés, redes sociales y partidos están más interesados en atacar todo acto de gobierno que tocar el manto impune de los delincuentes”.

“Hoy, el colmo de los colmos, una institución internacional y noble (la Cruz Roja) que además no tiene partido y que sirve a todos sin importar condición social, si es bueno o malo, amarillo o rojo, fue víctima del mal”.

“Aquí no hay de otra: justicia, para castigar a los responsables; seguridad, para prevenir los delitos desde la colonia, localidad, municipio, estado y nación”, escribió el vocero.

“Hoy más nunca, se deben romper las cadenas que perpetúan la impunidad, desde abajo hasta arriba. No es un tema de partidos, es un asunto de todos y de los tres poderes y órdenes de gobierno”, argumentó.

El ataque en Taxco dejó tres policías estatales muertos y un voluntario de la Cruz Roja, además de nueve heridos.

De los cinco paramédicos de la Cruz Roja que resultaron heridos, anoche fueron dados de alta tres.

#Guerrero

Desatendieron llamada de auxilio de paramédica autoridades de Taxco

Cinco miembros de la Cruz Roja resultaron lesionados, tres paramédicos fueron dados de altas y dos más seguían internados.

Por Luis Jijón León, 2018-11-19 09:49

Guerrero.- Una paramédica de la Cruz Roja Mexicana sobreviviente al ataque armado en la comunidad de San Juan Tejería, en Taxco de Alarcón, narró que pidió ayuda tras el atentado al gobierno municipal que encabeza Marcos Efrén Parras Gómez, pero no obtuvo respuesta.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja de Taxco, Oscar Figueroa Escorcia informó anoche que durante el ataque cinco miembros de la institución resultaron lesionados, tres paramédicos fueron dados de altas y dos más seguían internados en el hospital general Adolfo Prieto con heridas graves, pero estables”.

Ayer por la mañana un grupo de hombres armados atacó a policías estatales y personal de la Cruz Roja cuando brindaban atención médica y entregaban colchonetas y víveres en la cancha de la comunidad por la temporada de frío.

El saldo del atentado fue de un voluntario dela Cruz Roja y tres policías estatales muertos. De acuerdo con el gobernador, Héctor Astudillo Flores los policías recibieron el tiro de gracia.

Por la tarde el gobernador, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila y el alcalde de Taxco, acudieron al hospital Adolfo Prieto para conocer el estado de salud de los heridos.

En entrevista afuera del hospital, la paramédica narró que intento comunicarse vía telefónica en múltiples ocasiones con el secretario general del Ayuntamiento, Esteban Sotelo, pero no atendió las llamadas. En su desesperación marcó al número de emergencia 911, pero debido a la falla en la señal no entraron las llamadas.

“Requerí la llamada de auxilio al secretario general del Ayuntamiento estando yo en Tejería y no fue contestada mi llamada. Tengo el teléfono del secretario general del ayuntamiento, Esteban Sotelo, le marqué dos veces no me contestó, le marqué de otros dos teléfonos no me contestó. Llamé a Cruz Roja entró la llamada y me dijeron que ya lo iba a atender. Recurrí a amigos y creo que esa fue llamada que fue atendida”, narró.

“En la desesperación estuve marcando al 911 en una comunidad que no hay señal, no entró la llamada”, comentó.

Personal de Protección Civil (PC) explicó que tardaron en llegar porque esperaron al Ejército mexicano para que les diera acompañamiento, dijo la paramédica.

Sobre el traslado de los heridos al hospital de Taxco, explicó que una señora fue llevada por sus familiares y el resto en las camionetas de Protección Civil.

Por la noche, el alcalde Marcos Efrén Parras Gómez grabó un vídeo desde las instalaciones de la Cruz Roja en Taxco, donde condenó el ataque del grupo delictivo a los paramédicos quienes realizaban, dijo, un servicio de atención médica y entregaban víveres para la comunidad de San Juan Tejería, de las más pobres del municipio.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja del municipio, Oscar Figueroa Escorcia, dijo que, de los cinco paramédicos heridos, tres ya habían sido dados de alta y se les ofrecía atención psicológica, dos más permanecían en el hospital con heridas graves.

#Guerrero

Iglesia pide a narcos frenar ola de violencia en sierra de Guerrero

El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González avaló el regreso de desplazados a sus hogares de origen.

Por Juan Manuel Molina, 2018-11-18 18:52

Chilpancingo, Guerrero.– El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González exhortó a los grupos antagónicos de la sierra de Leonardo Bravo a entrar en razón y frenar la oleada de violencia en la región.

En conferencia dominical, el prelado católico señaló que la pugna entre grupos no sólo afectaba sus propios intereses, sino que provocaba zozobra entre la ciudadanía.

“Una palabra a los grupos en pugna, el camino de la violencia, siembra muerte y hambre para todos, también para los implicados en los intereses que persiguen, y para quienes no tienen ninguna relación con esos asuntos, para todos es amenaza de muerte”, señaló.

En entrevista, comentó que cada obispo diocesano ha hecho sus actividades pastorales en diversas zonas con el objetivo de buscar la pacificación, como es el caso de monseñor Salvador Rangel Mendoza.

Indicó que con él sostuvo una llamada telefónica y se enteró que las familias desplazadas de Filo de Caballos, que permanecían refugiadas en el auditorio Municipal de Chichihualco, regresarían a sus hogares después de haber huido a causa de la violencia.

Sobre el tema, el prelado catolico avaló que los desplazados hayan decidido regresar a sus hogares, después de permanecer una semana fuera de sus actividades cotidianas.

“El retorno a sus hogares es un derecho que nadie puede impedirles”, mencionó monseñor González González.