Guerrero.- Los tres jóvenes encontrados asesinados ayer con el tiro de gracia a orilla de la carretera Zacapalco-Rancho Viejo, en Taxco de Alarcón, eran activistas de la comunidad gay en la ciudad platera.

Se trata de Roberto Vega, Carlos Uriel López González y Rubén Estrada, este último pionero del movimiento en defensa del orgullo de la diversidad sexual en el municipio.

El crimen causó conmoción en la región. La comunidad gay de Taxco emitió un comunicado en el que condenó el triple homicidio y describen a las víctimas como jóvenes de buenos valores, “ejemplo de nosotros ante la sociedad y que eran estandarte de una vida amena, llena de esfuerzos y trabajo”.

En el comunicado manifestaron no resignarse a la situación de violencia que enfrenta Taxco, y exigieron a las autoridades aclarar el triple homicidio, garantías para los jóvenes y paz en los hogares.

“Su muerte los hiere profundamente al darnos cuenta el terrible momento por el cual nuestro país pasa gracias a esta terrible ola de violencia, que ha dejado un vacío en nuestros corazones y un sentimiento de impotencia a todos nosotros sus allegados y no nos resignamos ante tal atropello a la seguridad de los taxqueños y exigimos con rigor a las autoridades aclaren este infame delito”.

De acuerdo con algunas versiones de los hechos que no han sido confirmadas por las autoridades, los tres jóvenes salieron juntos y habrían desaparecido la madrugada del sábado.

Direcciones de la Diversidad Sexual de algunos municipios de la zona Centro y activistas condenaron el triple homicidio.

En redes sociales amigos de las víctimas se despidieron, condenaron el crimen y exigieron a las autoridades esclarecerlo.

A inicio de mes se realizó en Chilpancingo la marcha estatal del Orgullo Gay en su edición 17, donde exigieron esclarecer los 49 crímenes por homofobia que se tenían registrados en Guerrero desde el 2015 hasta esa fecha.