Morelos.- Tres médicos fueron asesinados a balazos la noche del viernes en la zona sur de Morelos.

Se trata de los doctores Ceballos, gineco-obstetra; Urquiza, médico internista, y Vidaña, anestesiólogo quienes de acuerdo con dos versiones prestaban sus servicios en el hospital del IMSS en Cuernavaca o en el Hospital del Niño Morelense, en el Municipio de Emiliano Zapata.

El triple asesinato ocurrió en la carretera local Tehuixtla-Tilzapotla, a la altura de la Colonia La Presa del la comunidad de Tilzapotla, municipio de Puente de Ixtla.

“A las 22.50 horas de este viernes 10 de abril, a través del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicación y Cómputo (C-5), se recibió el reporte de tres personas sin vida sobre la Carretera Local Tehuixtla-Tilzapotla.

“Elementos de la Coordinación General de Servicios Periciales y agentes de la Policía de Investigación Criminal, al mando del Ministerio Público de la Fiscalía Regional Sur, se trasladaron a una casa acondicionada en la parte exterior para depósito de cervezas y venta de bebidas alcohólicas, en donde realizaron el levantamiento legal de los cuerpos identificados como Gerardo “N” de 44 años, Luis de Jesús “N” y Óscar “N” de 51 años de edad, en el lugar fueron fijados y embalados para su estudio e investigación casquillos percutidos”, informó el Gobierno de Morelos.

De acuerdo con el reporte oficial, los tres médicos regresaban de prestar sus servicios en la zona y al filo de las 16:00 horas decidieron ingerir algunas bebidas en el lugar donde más tarde serían asesinados.

Más tarde llegaron al lugar varios sujetos, quienes con armas de fuego sometieron y agredieron a las víctimas para robar sus pertenencias y las llaves de un vehículo marca Mercedes Benz, para posteriormente accionar el arma de fuego en su contra.

La principal línea de investigación difundida por las autoridades es el robo del vehículo.

“Sin embargo se realizan las indagatorias a fin de corroborar si la agresión armada se deriva de algún tipo de resistencia de las víctimas y pudiera existir algún otro móvil que generara los hechos de violencia”, informó el Gobierno del Estado.