Guerrero.- En menos de 12 horas, un niño de 8 años y dos adultos han sido asesinados en el violento municipio de Chilapa de Álvarez; en ninguno de los casos se permitió el traslado al Servicio Médico Forense.

De acuerdo con información de seguridad estatal, ayer por la tarde se registró un ataque armado en el bulevar Eucaria Apreza de Chilapa, cerca de donde la semana pasados dos activistas fueron asesinados.

El saldo del ataque fue de un adulto muerto y un menor de 8 años herido; el adulto fue levantado por su familia y el menor trasladado al hospital general de Chilapa de Álvarez en donde falleció horas más tarde a consecuencia de las heridas.

Los familiares no permitieron los trabajos de ley ni que los cuerpos fueran trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo. Esta práctica se ha vuelto común en municipios como Chilapa y Acapulco.

Hoy por la tarde se informó que en el hospital de Chilapa de Álvarez se encontraba una persona sin vida, desconociéndose la causa, por lo que se iniciaron los procesos de ley.

Sin embargo la familia del occiso rechazó los trabajos de ley y el traslado del cuerpo a la sede del Semefo en Chilpancingo.