México. El presidente  Andrés Manuel López Obrador respondió de manera general y escueta que "es muy lamentable lo que sucedió en el estado de Guerrero" en referencia al asesinato de 10 músicos indígenas en el municipio de Chilapa,  dijo que primero se había hablado de un accidente y después la fiscalía del estado de Guerrero aclaró que no; informó que se está investigando el tema.

En su tradicional conferencia mañanera,  López Obrador dijo que revisan todos los días las estadísticas y cifras de homicidios en el país y tiene los datos de primera mano de los estados donde suben los actos delictivos. Datos que no se ofrecen en las conferencias matutinas.

Sobre el asesinato de los diez músicos en Chilapa, Guerrero que se equivale al asesinato de los LeBarón, en el estado de Chihuahua, Obrador respondió de manera general que "estamos trabajando todos los días y no quise polemizar de decir no es cierto que se incrementó la violencia", especificó que el robo de transporte no se ha incrementado.

"Pero no me quise meter para no polemizar porque nuestros adversarios traen la piel muy delgadita pero quiero dejar de manifiesto que se nos dejó la resaca, una política equivocada y además corrupta", y se autopreguntó: "pruebas, pruebas: Genaro García Luna".

Dijo que “lo que debemos hacer nosotros es aplicarnos y avanzar”. Puso de ejemplo a Guanajuato en donde se tomaron decisiones concretas de incrementar la presencia de más elementos de seguridad ante los altos índices de homicidios pues antes de esta decisión, representaba el 15% de homicidios  en el país pero ahora ya bajó, aunque reconoció que ayer y antier fueron malos días pues hubo 90  y 66 homicidios respectivamente y para mostrar las cifras pidió que mostraran las gráficas delictivas que habían revisado esta mañana previa a la conferencia mañanera.