México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que su gobierno no ha podido disminuir el número de homicidios dolosos, pero aseguró que el objetivo se va a lograr. Incluso, dijo que hay estrategias específicas como es el caso de Guanajuato donde el delito "se descontroló" en los últimos días, por lo que dijo a los ciudadanos que "no están solos".

En conferencia matutina, explicó que a diario se revisan los avances en materia de seguridad y puso como ejemplo que el lunes hubo 66 asesinatos en el país y ayer "fue un mal día" porque la cifra se elevó a 93.

"No quise polemizar, ni se trata de decir no es cierto que esté creciendo el índice delictivo, pero si ustedes le piden a la fiscalía información sobre los delitos federales les van a decir que disminuyeron el año pasado. Yo no me voy a meter a eso a polemizar, todavía no hemos podido disminuir como lo vamos a lograr, el número de homicidios", afirmó.

En el caso específico de Guanajuato, anunció el incremento de elementos de la Guardia Nacional debido al alto índice de homicidios, pues llegaron a registrarse hasta 30 asesinatos en un día que significaban entre 15 y 20 por ciento de todos los crímenes de este tipo en el país.

Dijo que tras este despliegue se lograron contener los delitos; sin embargo, "se descontroló en los últimos días lo de Guanajuato".

"Decirle a los ciudadanos de Guanajuato que no están solos, van a contar con nuestra protección y resolver el problema", expresó.

Esta semana el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dio a conocer que en 2019 se rompió el récord del año más violento de la historia con 301 denuncias de homicidios dolosos más que 2018; no obstante, se logró contener el aumento sostenido desde 2015.

Las 29 mil 401 carpetas de investigación que abrieron las fiscalías del país de enero a diciembre coronan al año pasado como el más sangriento, aunque comparado con años anteriores se trata de la menor alza de un año a otro.