Ciudad de México.- El Segundo Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, le concedió un amparo a Cándido Ortiz González o Eduardo Cisneros Marín y/ o Leonardo Huerta López, Comandante Blanco, líder de la banda de secuestradores Los Rojos, responsable en septiembre de 2007 del plagio y asesinato de Silvia Vargas, hija de Nelson Vargas, ex titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

El fallo deja sin efecto el auto de formal prisión dictado en su contra porque no contó con una defensa adecuada, ya que su defensor público supuestamente no cuenta con una licenciatura en derecho.

Sin embargo por el momento Cándido Ortiz no será puesto en libertad ya que el resolutivo ordena al Juez Segundo de Distrito Especializado en Ejecución de Penas en la Ciudad de México, decrete la reposición del procedimiento en el expediente 359/2019, en virtud que si bien hubo una posible violación al procedimiento, se pudo cometer en una sede que no es judicial, “lo cierto es que el juzgador de primer grado tiene la obligación de cerciorarse que las personas que comparecieron como defensores sean licenciados en derecho”.

Para lo cual debe emitir un auto en el que el juzgador deberá cumplir con su deber y cerciorarse de que la persona que compareció como defensor público de los procesados en la agencia ministerial es profesional en derecho y esté facultado para desempeñar el mandato que le fue conferido.

En 2009 el Comandante Blanco fue detenido por el secuestro de otra persona un año antes.

El dictamen que radica en el expediente del segundo tribunal unitario, ordena al Cuarto Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito en la Ciudad de México, dejar sin efecto la resolución del 14 de enero de este año en la toca penal 132/2018 y, como se mencionó, emita una nueva determinación en la que ordene al juez Segundo de Distrito Especializado en Ejecución de Penas en la Ciudad de México, la reposición del procedimiento en el expediente 359/2019.

Cabe recordar que, en agosto de 2009, durante un operativo en el ejido Herón Proal del municipio de Medellín de Bravo, policías federales capturaron a Jorge Alberto Campos Uscanga, otro de los presuntos integrantes de la banda de secuestradores Los Rojos, responsables del plagio y asesinato de Silvia Vargas.

El detenido, también conocido como El Magadán y El Azul II, fue ubicado por los agentes federales en la casa número 20, manzana 85, de este poblado, a un lado de la carretera federal Veracruz-Córdoba.