Debido a presuntas irregularidades en el manejo de fondos federales en los Juegos Centroamericanos del Caribe 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) exigió al gobierno de Veracruz la devolución de al menos 721.9 millones de pesos.

La ASF aseguró que entre las irregularidades se encuentra un gasto por 39.8 millones de pesos en remodelaciones al World Trade Center, algo que no corresponden con la infraestructura deportiva.

Más aún, con esos recursos se remodelaron instalaciones del gobernador priísta, Javier Duarte, como “oficinas, balcón, oficina del gobernador y sala de juntas del gobernador”.

En total, el gobierno de Veracruz gastó mil 957 millones de pesos, de los cuales, mil 95 millones se usaron para equipamiento, organización, inauguración y la clausura del evento, mientras que otros 862 se destinaron para infraestructura deportiva.

Fue precisamente en la partida de infraestructura deportiva donde la ASF encontró irregularidades; de hecho, los 862 millones de pesos se ejercieron mediante siete contratos por la Contraloría estatal y la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), cuyo titular era Gerardo Buganza, político que buscó ser candidato independiente a la gubernatura y luego desistió.

La ASF indicó que, previo al inicio de las obras, no se contó con el anteproyecto, proyecto ejecutivo ni el presupuesto revisado y evaluado a precios unitarios, lo que impidió la supervisión de las obras, por lo que requiere una aclaración.

La SIOP se defendió bajo el argumento de que el WTC es un recinto de negocios y no una instalación deportiva, por lo que fue necesario realizarle adecuaciones para las disciplinas de box, lucha olímpica y tae kwon do, pero la ASF reitero que esas obras no correspondieron a las obras contratadas.

En tanto, 20 diputados federales por Veracruz, a través de una carta dirigida a Juan Manuel Portal, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), por declarar que Veracruz es el estado con peor calificación y le piden mediante un extrañamiento que espere a cumplir los plazos sin lanzar juicios apresurados y exigir que funcionarios estatales vayan presos.

De hecho, el propio Duarte publicó la carta de los 20 legisladores federales por Veracruz de los partidos PRI y Partido Verde.

La carta tiene copia para los coordinadores parlamentarios del PRI y del PVEM, César Camacho Quiroz y Jesús Sesma Suárez, respectivamente.