Hay un modo secreto de poder sacar screenshots (captura de pantalla) a las fotografías que se suben a Snapchat, y lo mejor es que sólo se necesitan seguir tres sencillos pasos.

*Cuando un nuevo snap llega a tu bandeja, coloca tu teléfono en modo avión, pero no salgas de la app.

*Aunque estés desconectado, aún podrás ver el snap, así que lo puedes abrir.

*Toma la screenshot y listo.

Tomarse fotos desnudos y enviarlas a Snapchat ya no es tan confiable, así que lo tendrás que pensar dos veces.