AFP.- Un día como hoy, pero de 1989, se consumó la caída del Muro de Berlín, el cual dividió por 28 años a Alemania en dos naciones.

El Muro de Berlín, de aproximadamente 45 kilómetros de extensión, dividió desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de diciembre de 1989 a Alemania en dos naciones: la República Democrática Alemana (Alemania Oriental) y la República Federal Alemana (Alemana Occidental).

Después de que concluyó la Segunda Guerra Mundial, el bloque confirmado por los “Aliados” (Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y la URSS) optaron por dividir el territorio alemán por las diferencias ideológicas entre las naciones.

Tras varias negociaciones, Francia, EU y Gran Bretaña (bloque capitalista) decidieron hacerse cargo de Alemania Occidental; en tanto, la URSS (bloque comunista) administraría la Alemania Oriental.

Sin embargo, con el paso de los años, los niveles económicos entre un “bloque” y el otro ocasionaron que la población de Alemania Oriental emigrara a Alemania Occidental.

El principal problema radicó en que la URSS no invirtió lo suficiente para impulsar el desarrollo de Alemania Oriental, por lo que los habitantes de la región optaban por intentar cruzar el muro y buscar un mejor nivel de vida.

Textos periodísticos revelan que en los 28 años en los que existió el Muro de Berlín hubo más de 100 muertos y cerca de 3 mil detenidos.