México.- Todo mundo se pregunta qué hacían los presidentes durante los días de su gobierno y de manera especial los fines de semana. Andrés Manuel López Obrador se sabe que se reúne desde las primeras horas de la mañana con su gabinete de seguridad y después da una conferencia de prensa hasta las nueve de la mañana.

Se sabe que la agenda diaria está llena sobre diversos asuntos gubernamentales y seguramente saldrá hacia algún lugar del país. Pero todos los fines de semana visitará un estado de la República y regresa por la noche a la ciudad de México.

En el caso de Veracruz, nunca un presidente había visitado los municipios de Coatepec y Yanga en este próximo fin de mes. Para poner en marcha los programas nacionales sobre producción de café y de caña de azúcar.

Sería interesante preguntarles a Carlos Salinas y Ernesto Zedillo qué hacían los sábados y domingos. De Vicente Fox se conoce que se la pasaba en su rancho atendiendo las instrucciones de Martha Sahagún y de Felipe Calderón recuperándose de la cruda diaria.

De Enrique Peña Nieto, su intensa vida social era su pasatiempo preferido.

De lo único que se tiene certeza de todos los anteriores mandatarios a diferencia del incansable tabasqueño-jarocho, es que sabían hacer grandes negocios y acumular las mayores riquezas. Todos fueron de la clase media de donde salieron.