Acapulco, Guerrero.- El Zócalo de Acapulco como es conocido comúnmente en realidad lleva por nombre oficial Plaza Álvarez, ubicada en el centro de la ciudad sobre la avenida Costera Miguel Alemán, es la principal plaza de Acapulco. Es un lugar tranquilo y alegre, perfecto para visitarlo en familia, admirar el kiosco, las fuentes y relajarse con un café o helado de uno de los tantos puestos comerciales. Su nombre se debe a Juan Álvarez Hurtado, comandante en la Revolución de Ayutla y ex presidente de México.

El Zócalo es la antigua plaza central de Acapulco. Aunque alguna vez fue una parte importante de la vida urbana de Acapulco, hoy en día el Zócalo podría describirse mejor como un pequeño y tranquilo parque con algunas cómodas bancas de piedra, fuentes, un gran kiosco de piedra y la gran catedral católica de Acapulco. El Zócalo también tiene algunos cafés y restaurantes, algunas tiendas, dos hoteles muy económicos y una paletería (heladería). Es lo más parecido al paseo tradicional de cafés de Europa o la ciudad de México que se puede encontrar en Acapulco. Muchos de los lugareños vienen aquí a relajarse, leer el periódico o un libro y a ver gente. También es el mejor lugar para que le lustren el calzado. Si su organismo sobrevive a los retos de la ajetreada vida nocturna de Acapulco, venga al Zócalo a descansar. Alimente a las palomas, al igual que lo hacen en el parque central de Nueva York.

Justo detrás de la catedral encontrará los vecindarios más antiguos de Acapulco donde los adinerados comerciantes construyeron alguna vez sus hogares. También puede encontrar cerca algunas joyerías y otras tiendas y puede partir de aquí caminando a distintos lugares atractivos para el turismo: El tradicional Mercado El Parazal de Acapulco, el malecón, La Quebrada y La marina. Tan solo a unas cuadras de distancia hay varios restaurantes mexicanos tradicionales, así como hoteles económicos. Si es necesario y tiene poco tiempo, puede visitar el Zócalo y disfrutarlo en tan solo unos minutos.

Nuestra Señora de la Soledad

La histórica catedral católica y romana de Acapulco, de Nuestra Señora de la Soledad, se encuentra al final de esta plaza tradicional llamada Zócalo. A pesar de la antigüedad de Acapulco, la iglesia no se construyó hasta la década de 1930 por lo que carece de la gloriosa arquitectura colonial de las catedrales mexicanas. Como se puede ver en las fotos, tiene el aspecto distintivo que recuerda a las mezquitas. El interior se encuentra hermosamente decorado con estatuas de ornato. La catedral abre diariamente de 7 am a 9 pm. No cobran por entrar pero alguien podría pasarle la canasta de las limosnas.