Acapulco, Guerrero.- Cultura, tradición e identidad, fue lo que se vivió durante la celebración del Día de San Juan, que como cada año, reunió al talento y la algarabía del pueblo calentano radicado en Acapulco.

En una fiesta llena de arte y cultura calentana, en donde el rojo fue el color predominante, el gobernador  del estado, Héctor Astudillo Flores acompañado por su esposa, Mercedes Calvo, destacó el trabajo y la contribución de los guerrerenses originarios de la Tierra Caliente al progreso de la entidad.

Dentro de este marco de festividad, el mandatario agradeció la distinción por la invitación a ser partícipe de esta fiesta de color y tradición que destaca el ambiente que se vive en esa zona de la entidad y que por 41 años la Unión de Calentanos Radicados en Acapulco (UCRA), ha venido celebrando.

Con la presencia del alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre  y del presidente de la UCRA, Joaquín Salgado Bahena, el mandatario entregó un reconocimiento a Martín Urieta, célebre compositor originario de la Tierra Caliente.

En tanto que el alcalde y el presidente de la UCRA, pidieron al gobernador incluir a esta región en los planes estratégicos para aportar y contribuir a detonar el progreso  de Guerrero.

Asistieron a este acto diputados locales y federales así como personajes destacados de la región de Tierra Caliente.