México.- Luego de 36 años de abandono, tres jóvenes asistieron al funeral de su padre para patear su cadáver por haberlos abandonado.

Los hechos ocurrieron en Jiangsu, China, cuando los tres jóvenes acuden al funeral y cuando están preparando el cuerpo y poniendo flores, ellos destrozan todo.

Se acercan al ataúd, levantan la tapa de éste y comienzan a destrozar los arreglos que habían dentro de él, mientras dos de ellos sacan el cadáver que yacía dentro para continuar golpeándolo en el suelo.

De acuerdo a medios locales, los jóvenes comentaron que su padre los abandono a ellos y a su madre y que desde ese momento, hasta el día de su muerte no lo habían visto.

El hombre se había casado con otra mujer cuando este aún estaba casado con la madre de los jóvenes.

Los jóvenes podrían ir a prisión por alterar el orden público al golpear el cuerpo sin vida.