México.-Una buena noticia para la Fórmula 1: Aston Martin, la mítica automotriz británica, volverá a competir con una escudería propia a partir del año que viene. La última vez que lo hizo fue en 1960, en el Gran Premio de Gran Bretaña, sin obtener puntos.

El regreso de Aston Martin a la Fórmula 1 se concretará gracias a Lawrence Stroll, que compró el 16,7 por ciento de la compañía por 182 millones de libras esterlinas. Stroll es propietario del equipo Racing Point, que cederá su nombre a Aston Martin desde 2021.

Racing Point, equipo que desde el año que viene pasará a llamarse Aston Martin, es el sucesor de lo que alguna vez fue Jordan, donde debutó Michael Schumacher en 1991(Team 7UP Jordan). Luego se convirtió en Midland, Skyper y Force India.

Racing Point fue el nombre que eligió Stroll cuando adquirió la escudería tras las salida de Vijay Mallya (lo extraditaron del Reino Unido por fraude). No es la denominación de ninguna compañía ni grupo inversor, por lo que el cambio no significará una pérdida económica ni un problema para el empresario.

Si bien no es oficial, es posible que los pilotos titulares no cambien. Así las cosas, seguirían al volante Checo Pérez, con contrato hasta 2024 (además, tiene acciones del equipo), y Lance Stroll, el hijo de Lawrence.

Habrá que ver si esta inversión frena la adquisición del equipo de Mercedes de Fórmula 1 por parte de Stroll, como se viene rumoreando hace algunos días. La escudería alemana no seguiría en la Máxima desde 2021 y Lawrence podría adueñarse de la misma.

Aston Martin no puede volver este año a la Fórmula 1 porque tiene un acuerdo vigente con el equipo Red Bull, al que auspiciará hasta diciembre. A partir de esto, se confirma que el proyecto entre ambas compañías quedará trunco en 2021.