#Ciencia y tecnología

Astrónomos creen haber hallado estrella gemela del Sol

Este descubrimiento lleva a pensar a los astrónomos que el Sistema Solar originalmente era un sistema binario que perdió a la hermana del Sol.

Por Redacción, 2018-11-21 11:07

México.-Siempre se ha creído que el Sol tiene una estrella gemela que se encuentra en algún lugar del universo, sin embargo, es hasta ahora que algunos astrónomos creen haber hallado a su hermana perdida.

Investigadores del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio de Portugal encontraron la estrella HD186302, la cual afirman que tiene grandes similitudes con nuestro Sol y se ubica a 184 años luz de distancia del Sistema Solar.

De acuerdo con Science Alert, todas las estrellas nacen en lugares conocidos como “guarderías estelares”, que son gigantescas concentraciones de gas y polvo.

Además, mencionan que el 85 por ciento de las estrellas nacen en parejas o en grupos de tres o cuatro y la mitad de las estrellas similares al Sol están ubicadas en sistemas binarios, es decir, que tienen dos estrellas. HD186302 no sólo es el mismo tipo de estrella que el Sol (tipo G), sino que también tiene más o menos cuatro mil 500 millones de años de edad y cuenta con la misma temperatura superficial, luminosidad y composición química.

Este descubrimiento lleva a pensar a los astrónomos que el Sistema Solar originalmente era un sistema binario que perdió a la hermana del Sol. Además, ahora surge la duda de que si HD186302 tendrá planetas habitables a su alrededor.

#Ciencia y tecnología

Investigan en Brasil antibiótico que retrasa envejecimiento

Se trata de un éxito científico que podría ser replicado en seres humanos

Por Redacción, 2018-12-17 10:50

CCM.-Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Campinas (Brasil) ha logrado prolongar el tiempo de vida de un tipo de gusano gracias a un antibiótico, un éxito científico que podría ser replicado en seres humanos.

Según la investigación, divulgada por la revista científica Redox Biology (en inglés), los especialistas lograron aumentar la vida del gusano Caenorhabditis elegans en un 18 % respecto a la media gracias a un antibiótico llamado enoxacino, empleado para tratar infecciones urinarias en personas. Además, estos sujetos de estudio mostraron mejorías destacadas en su calidad de vida.

La investigación revela que el enoxacino actúa sobre las moléculas reguladoras micro-ARN, que juegan un rol esencial en el proceso de envejecimiento de las células. Marcelo Mori, coordinador del experimento, explicó al medio brasileño G-1 que “cuando se encuentran activadas (las micro-ARN), actúan a favor de la longevidad. Cuando son inhibidas, aparecen ciertas enfermedades y envejecimiento precoz”.

El objetivo de los científicos consiste en activar estas moléculas en los gusanos para atrasar su envejecimiento. Además de aumentar su tiempo de vida, estos microorganismos también presentaron una mejor movilidad durante más tiempo, según los especialistas.

Hoy en día los científicos están realizando tests en roedores de laboratorio para comprobar y asegurar la eficacia de este tratamiento en animales de mayor tamaño. En paralelo, los investigadores tratan de descubrir nuevas formas de usar únicamente el principio activo del antibiótico, para reducir así sus efectos secundarios.

#Ciencia y tecnología

Anticuerpos de tiburón podrían servir para desarrollo de fármacos

En el caso de los tiburones, por alguna razón evolutiva, sus anticuerpos son termoestables; es decir, soportan temperaturas que ningún otro anticuerpo es capaz de resistir, entre otras ventajas.

Por Redacción, 2018-12-16 08:36

México, (Notimex).- Un grupo de especialistas del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), encabezados por Alexei F. Licea Navarro, realiza un estudio sobre los anticuerpos de tiburón para el desarrollo de medicamentos.

En el transcurso de cientos de millones de años, los tiburones se han enfrentado a una gran cantidad de patógenos que los han atacado, pero su sistema inmunológico es de gran sofisticación y los mantiene sanos y salvos, señaló Licea Navarro.

El director de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE dijo que esta es una de las razones por las cuales en esta institución se han dedicado, desde el año 2000, a estudiar parte de ese sistema inmunológico tan complejo y evolucionado.

En la revista Ciencia y Desarrollo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología explicó que los tiburones son organismos que han existido desde hace cientos de millones de años, tantos, que podrían considerarse como fósiles vivientes.

Mencionó que los primeros tiburones aparecieron en los mares hace aproximadamente 340 millones de años, y los escualos continúan existiendo hasta hoy, incluso después de la extinción masiva de especies a causa del gran meteorito de Yucatán.

De acuerdo con el investigador, dentro de los sistemas inmunológicos de los vertebrados existen las proteínas llamadas anticuerpos; estas moléculas se unen a los agentes invasores para neutralizarlos y eliminarlos del organismo.

Apuntó que los anticuerpos son estas proteínas del sistema inmunológico que circulan en la sangre y tienen por función erradicar agentes extraños al organismo; por uno de sus extremos pueden unirse al agente invasor y neutralizar la actividad tóxica de la molécula patógena.

En el efecto de la neutralización, los anticuerpos se unen con gran afinidad y especificidad al agente extraño, con lo que se inmoviliza e inactiva totalmente, característica que ha servido para que se desarrollen varios fármacos.

En el caso de los tiburones, por alguna razón evolutiva, sus anticuerpos son termoestables; es decir, soportan temperaturas que ningún otro anticuerpo es capaz de resistir, entre otras ventajas.

Si se desea generar un medicamento con un anticuerpo de tiburón, se tiene una ventaja comercial inigualable, ya que éste puede estar a temperatura ambiente en el desierto de Sonora, en la sierra tarahumara o en la selva lacandona, y no perderá su actividad, por lo que podrá utilizarse sin problema en cualquier momento, subrayó.

#Ciencia y tecnología

Desarrolla IPN diagnóstico rápido de enfermedad tropical

En México, es endémica principalmente de los estados de Nayarit, Guerrero, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Veracruz.

Por Redacción, 2018-12-15 13:02

Ciudad de México.-Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en el desarrollo de una herramienta de diagnóstico específico, sensible y rápido que permitirá diferenciar la Leishmaniasis de otras enfermedades como la lepra, cáncer, tuberculosis y micosis cutáneas, ya que las manifestaciones clínicas son muy parecidas.

En México hay poblaciones que por habitar en zonas selváticas podrían estar expuestas al parásito causante de este padecimiento, por ello desde hace más de una década, el grupo de científicos a cargo de Amalia Monroy Ostria, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), del IPN, ha evaluado y caracterizado mil pacientes con esta enfermedad que se presenta en tres clases de lesiones tipo úlceras o granulomas y que afectan la piel (L. cutanea), las mucosas (L. mucocutanea) o los órganos internos (L. visceral).

Con los resultados de estos estudios se ha logrado copilar la información biomolecular necesaria para identificar las especies de estos parásitos protozoarios que originan los diferentes tipos clínicos de Leishmaniasis, como Leishmania mexicana y Leishmania amazonensis, entre otras, además de infecciones mixtas que involucran también a la Leishmania braziliensis.

Con esta información contenida en una base de datos, además de las pruebas de tinción y cultivo a las que se someten las muestras de tejido del enfermo, será mucho más fácil y rápido para el especialista determinar si efectivamente se trata de Leishmaniasis y la especie exacta del parásito que la ocasiona. Lo anterior, permitirá brindar al paciente el tratamiento adecuado y la dosis correcta para atacar de manera contundente a este parásito que es transmitido al ser humano por la picadura de más de 90 especies de flebotominos (mosquitos y moscas conocidas como “papalotillas”).

En México, la Leishmaniasis es endémica de zonas tropicales y subtropicales principalmente de los estados de Nayarit, Guerrero, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Veracruz.

La importancia de esta investigación radica en que la clasificación de las múltiples especies y subespecies de Leishmania es muy difícil, ya que para su plena caracterización se requieren estudios bioquímicos, inmunológicos y de biología molecular. Este proyecto con el que los estudiantes Marco Antonio Cortés Martínez y Geovanny Alejandrino Castañeda Beltrán se titularon como químicos bacteriólogos parasitólogos, podría generar herramientas útiles para que los médicos de las zonas endémicas identifiquen a tiempo la enfermedad y la controlen.