#Ciencia y tecnología

Astrónomos descubren una supertierra que rodea estrella de baja masa

Según el estudio, el planeta descubierto designado OGLE-2017-BLG-0482Lb, es aproximadamente nueve veces más masivo que la Tierra y orbita a su anfitriona a una distancia de alrededor de 1.8 Unidad Astronómica.

Por Redacción, 2018-04-05 12:48

México, (Notimex).- Un grupo de astrónomos detectó, a través del método de microlente, un nuevo mundo alienígena supertierra que rodea una estrella de baja masa, aproximadamente cinco veces menos masiva que el sol.

Basado en el efecto de lente gravitacional, el método de microlente se usa para detectar objetos planetarios y de masa estelar independientemente de la luz que emiten; por lo tanto esta técnica es sensible a la masa de los objetos, en especial a planetas de baja masa como las supertierras.

Según información publicada en la página ArXiv, que difunde pre publicaciones de artículos científicos, las supertierras son mundos extrasolares con una masa más alta que la de nuestro planeta de origen, pero sustancialmente por debajo de las masas de gigantes gaseosos del sistema solar.

Normalmente, cuando se descubre un nuevo evento, se emite una alerta a la comunidad científica en general para permitir observaciones de seguimiento, ya que los científicos están interesados en eventos que muestren evidencia de perturbaciones que podrían deberse a la presencia de un planeta o que se predice que tienen una alta sensibilidad a dichas perturbaciones.

En este caso, el evento de microlente OGLE-2017-BLG-0482 fue detectado el 8 de abril de 2017 por el Optical Gravitational Lensing Experiment (OGLE) a través del telescopio Varsovia de 1.3 metros en el Observatorio Las Campanas, en Chile.

El análisis posterior del suceso llevado a cabo por un equipo internacional de astrónomos, incluidos científicos de la Colaboración OGLE, el grupo de Microlentes de Observación en Astrofísica (MOA) y la Colaboración de la Red del Telescopio de Microlentes de Corea (KMTNet), llevaron al descubrimiento de una anomalía que puede ser una señal planetaria.

Según el estudio, el planeta descubierto designado OGLE-2017-BLG-0482Lb, es aproximadamente nueve veces más masivo que la Tierra y orbita a su anfitriona a una distancia de alrededor de 1.8 Unidad Astronómica.

#Ciencia y tecnología

Basura espacial, una amenaza a las telecomunicaciones

El monitoreo de basura espacial en México solo lo realiza la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Por Redacción, 2018-04-22 12:51

México, (Notimex).- En el espacio exterior existen miles de satélites que terminaron su vida útil y que además desprenden residuos y fragmentos, los cuales orbitan alrededor de la Tierra para después caer como proyectiles, lo que representa una amenaza a las telecomunicaciones.

Esa basura espacial es monitoreada por cerca de 30 Observatorios Astronómicos alrededor del mundo, con la finalidad de advertir a las compañías de otros satélites en servicio para que éstos puedan modificar el trayecto de sus artefactos y así evitar colisiones.

Aunque con menos probabilidades, también se monitorea para evitar riesgos ante posibles caídas a la superficie terrestre.

“El problema es que una vez que terminan su vida útil se vuelven proyectiles”, advirtió Enrique Pérez León, responsable del Observatorio Astronómico de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el cual monitorea la basura espacial como parte de la red internacional que coordina el Instituto Kéldysh de la Academia Rusa de Ciencias.

Durante los últimos 60 años la incursión de las telecomunicaciones al espacio a través de satélites ha generado que estos objetos conformen una población de decenas de miles, de los cuales muchos han dejado de funcionar.

“Lo que sucede es que al terminarse su combustible o al terminar su programa espacial o el presupuesto que los mantenía en órbita, se convierten en objetos que van a la deriva, pierden su energía de traslación, sucumben ante la gravedad y terminan colisionando con otros satélites en función o precipitándose a la atmósfera de la Tierra”.

El experto dijo a Notimex que hasta hace 30 o 40 años esto no era un problema, sin embargo, las facilidades para mandar estos artefactos al espacio ante el desarrollo de las telecomunicaciones ha agravado esta situación que además genera grandes pérdidas económicas.

En 2017, la empresa internacional de satélites SES informó que los aparatos de este tipo poseen un periodo de vida útil de 15 a 20 años, y que para prevenir colisiones utilizaban propulsores para colocar al satélite una órbita más arriba de otro, aunque reconoció que podían ocupar el mismo espacio.

De acuerdo con Pérez León, “una vez que un instrumento sale de su trayectoria se tiene que implementar un plan de prevención para poder mover algunos otros satélites que estén funcionando a órbitas más altas o más bajas para evitar una posible colisión”.

El doctor en Física explicó que en el espacio existen entre 80 mil y 90 mil satélites que brindan servicios telefónicos, de internet o meteorológicos, por lo que el impacto de estos aparatos con los viejos genera excesivas pérdidas económicas.

“Para poder llevar un kilogramo de cualquier cosa allá arriba son números de 10 mil dólares, entonces la inversión inicial para poder colocar algo en órbita es de millones de dólares, además la operación y mantenimiento viene costando alrededor de algunas decenas de miles de dólares por semana o mes, dependiendo de la función que preste”, refirió.

Esto, añadió, representa un problema no solamente monetario, sino también por el funcionamiento del satélite, lo que va a tener un efecto colateral muy grande porque esta dependencia en telecomunicaciones se acrecenta cada vez más, va a haber dispositivos más inteligentes, estamos cada vez más conectados”.

El monitoreo de basura espacial en México solo lo realiza la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Esta última institución trabaja con un telescopio desde hace dos años para brindar información a la red coordinada por el Instituto Keldysh de Matemáticas Aplicadas de la Academia Rusa de Ciencias con sede en Moscú.

Sobre impactos a la Tierra o daños a la salud, refirió que el pasado lunes 2 de abril, el Tiangong-1, el primer laboratorio espacial que China lanzó al espacio, se desintegró durante su reentrada en la atmósfera terrestre a la altura de la región central del Pacífico sur.

A decir del responsable del Observatorio Astronómico de la UANL, menos del cinco por ciento del material que se envía al espacio logra caer a la superficie de la Tierra, pues los materiales están diseñados para desintegrarse, gracias a normativas que rigen de manera intencional.

“Esto quiere decir que desde el tornillo más pequeñito hasta artefactos del tamaño de un trailer, tienen que evaporarse al entrar en contacto con la atmósfera en su precipitación final”, recalcó.

Por ello, sostuvo, las partículas o residuos de estos artefactos no hacen contacto ni dañan la salud de los seres humanos.

“Reportes de un impacto directo de algún componente prácticamente no ha habido en los últimos años y esperemos que así siga porque a medida que aumenta la capacidad de comunicación aumentará aún más la ocupación de orbitales terrestres con mayor número de satélites”, subrayó.

#Ciencia y tecnología

México: amplían refugio para preservar a vaquita marina

En la porción occidental del Alto Golfo de California, en las proximidades del Puerto de San Felipe, se encuentra la zona de mayor concentración de la vaquita marina.

Por Redacción, 2018-04-20 12:21

México, (Notimex).- El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, aseguró que con la ampliación de la zona de protección del Alto Golfo de California, a mil 841 kilómetros, México contribuye a la conservación y protección de la vaquita marina.

El funcionario afirmó que esa medida se estableció con el fin de permitir y fomentar la recuperación de la población de la especie Phocoena sinus, en la zona delimitada frente a las costas del estado de Baja California.

“Mantenemos los esfuerzos por salvar a la #vaquitamarina. Atendiendo la recomendación de expertos y con los datos de monitoreo acústico que tenemos, ampliamos el área de refugio en el Alto Golfo de California. En mil 841 km2 las vaquitas estarán seguras. http://bit.ly/2HeUMil”, indicó en su cuenta de Twitter @RafaelPacchiano.

En la porción occidental del Alto Golfo de California, en las proximidades del Puerto de San Felipe, se encuentra la zona de mayor concentración de la vaquita marina.

La especie endémica de México está catalogada en peligro de extinción por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

En 1996 se constituyó el Comité Internacional para la Conservación de la Vaquita (CIRVA) por especialistas en temas relacionados con ese pequeño cetáceo y en 2004 realizó un estudio donde evaluó los factores de riesgo que inciden en la disminución de la población de esa especie marina.

Para noviembre de 2016, ese organismo estimó que probablemente sólo quedaban aproximadamente 30 ejemplares, por lo que en 2017 se ejecutó el Programa de Monitorización Acústica de la Vaquita, el cual se expandió a 87 sitios para respaldar el proyecto VaquitaCPR, que abarca toda el Área de Refugio y algunas áreas adyacentes.

Luego de que un estudio de avistamiento revelara que la distribución de esta marsopa excede los límites del polígono de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, así como el Área de Refugio para la Protección de la Vaquita Marina, se determinó ampliar la zona protegida.

#Ciencia y tecnología

Satélite TESS inicia su camino para búsqueda de exoplanetas

El satélite observará los fenómenos llamados tránsitos, ocurren cuando un planeta pasa frente a su estrella desde la perspectiva del observador, esto genera un descenso periódico y regular en el brillo de la estrella.

Por Redacción, 2018-04-19 12:36

México, (Notimex).– El satélite TESS de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) inició su misión científica de encontrar planetas fuera de nuestro sistema solar, que orbiten alrededor de estrellas.

Los resultados de esta misión que durará dos años, proporcionarán a los científicos elementos de estudio para evaluar capacidad de los exoplanetas de alojar vida.

Luego de haber aplazado su lanzamiento programado inicialmente para el pasado lunes 16 de abril, TESS despegó a las 18:51 horas EDT del miércoles a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9.

“Esperamos que TESS descubra planetas cuyas composiciones atmosféricas, que tienen posibles pistas sobre la presencia de la vida, podrían ser medidas con precisión en futuras observaciones”, dijo el investigador principal de TESS en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), George Ricker.

En el transcurso de varias semanas, el satélite usará seis quemaduras de propulsor para viajar en una serie de órbitas alargadas de manera progresiva para llegar a la Luna.

Una vez en órbita y con ayuda de la asistencia gravitacional del satélite natural de la Tierra, la nave espacial se establecerá en una órbita de 13.7 días alrededor del planeta “azul”.

Luego de 60 días de pruebas a los instrumentos, la nave espacial comenzará su trabajo, destacó la NASA.

Cuatro cámaras de campo amplio le darán a TESS un campo de visión para mapear 85 por ciento de todo nuestro cielo. Para ello, los científicos dividieron el espacio en 26 sectores que el satélite observará de manera individual.

Durante su primer año, las observaciones cubrirán 13 sectores que abarcan el cielo del sur, para el segundo hará lo propio con 13 sectores del cielo en el norte.

El satélite observará los fenómenos llamados tránsitos, ocurren cuando un planeta pasa frente a su estrella desde la perspectiva del observador, esto genera un descenso periódico y regular en el brillo de la estrella.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, más de 78 por ciento de los cerca de tres mil 700 exoplanetas confirmados se han encontrado mediante esta observación.