Chilpancingo, Guerrero.- Pobladores de la localidad El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo, denunciaron que las autoridades municipales y estatales los dejaron totalmente abandonados durante los tiroteos registrados ayer por la noche y la mañana de este lunes.

"Ninguna autoridad se presentó, ni el alcalde (el priista Ismael Cástulo Guzmán), ni el Ejército Mexicano, ni la policía estatal", denunció de manera anónima uno de los pobladores en El Naranjo.

Ayer por la noche se registró un enfrentamiento en cerros cercanos a la localidad de El Naranjo, el cual duró alrededor de dos horas; hoy por la mañana se realizó un nuevo ataque al pueblo, en ninguno de los casos hubo intervención de autoridades municipales o estatales.

La localidad cuenta con aproximadamente mil habitantes, de los cuales la mitad, por los hechos de violencia, han empezado a huir del municipio hacia la cabecera municipal, Chichihualco, y la mayoría de ellos a Chilpancingo.

En el camino hacia El Naranjo, se apreciaron decenas de personas huyendo de la localidad, tanto en automóviles particulares como en unidades del servicio de transporte público.

En el poblado varias casas presentaban disparos de arma de fuego e incluso la iglesia de Santa Cruz mostraba parte de las huellas de la agresión que sufrieron decenas de familias.

Según lo relatado por gente de la zona, los atacantes -presuntamente autodefensas de Tlacotepec-, atacaron desde la localidad vecina de Las Cruces, aprovechando la altura de los cerros.

Tras los hechos, los vecinos que decidieron no huir del poblado pi Pobladores desplazados violencia 1 dieron la presencia de la Guardia Nacional porque "aquí nos dejaron solos y no sabíamos ni qué hacer (...) Nadie llegó".

A 24 horas de la primera balacera en El Naranjo, ninguna autoridad ha informado de manera oficial sobre los hechos ni sobre los cientos de desplazados a causa del olvido Institucional.