Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores descartó que los problemas y protestas por el fertilizante en la entidad sean políticos, y afirmó que se trata de problemas técnicos y de operatividad por parte de los encargados del programa.

Entrevistado en la ciudad de Iguala, en la región Norte de Guerrero, el mandatario dijo que “ya no quiero hablar de ese tema”, aunque se dijo preocupado pues ha observado que los campos ya han sido sembrados “entonces el problema es qué van a hacer con la semilla y también con el fertilizante”.

“El problema es técnico y operativo, no es un problema político, quien lo quiera ver político pues entonces está desviando el fondo del problema”.

“Vuelvo a decirlo, no es un tema de partidos políticos, hay que ver las siembras, ya está sembrado y el fertilizante no está llegando. Quien haga defensa a través de los partidos políticos está defendiendo lo indefendible. Lamentablemente el presidente de México no fue escuchado correctamente por quienes operaron el programa”, señaló Astudillo Flores.

Durante la entrevista, el mandatario priista recordó que el año pasado, cuando el gobierno estatal se encargaba de la entrega del fertilizante, se entregaron 203 mil toneladas de abono y para esta fecha ya había sido totalmente distribuido.

Este año, se compraron solamente 110 mil toneladas y hasta el día de hoy se ha entregado un 20 por ciento del fertilizante

Entre otros temas confirmó que el día de hoy se reunirá, junto con autoridades locales y seguridad, en la ciudad turística de Taxco de Alarcón por los recientes acontecimientos de violencia, para acordar acciones de refuerzo para el municipio.