Guerrero.- En reunión, el gobierno de Guerrero, encabezado por el gobernador priista Héctor Astudillo Flores, revisaron los hechos de violencia que se han registrado en el municipio de Chilapa de Álvarez, así como el conflicto por territorio en la comunidad de Jicayán de Tovar, municipio de Tlacoachistlahuaca, en la zona límite con Oaxaca.

La mañana de este jueves se reunió la Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz (antes Grupo de Coordinación Guerrero) para tratar temas que han impactado al estado por hechos de violencia, así también para revisar el despliegue de la Guardia Nacional.

El evento tuvo lugar a puerta cerrada en la residencia de Casa Guerrero, y además del gobernador, estuvieron personajes como el alcalde priista de Chilapa, Jesús Parra, debido a la incidencia de acciones delictivas en esa zona.

"Con la presencia del comisario en Guerrero de la Guardia Nacional, Francisco Justo Toscano Camacho, el gobernador Héctor Astudillo refrendó el respaldo de su gobierno a esta nueva corporación policial federal y fue revisado el tema del despliegue de esa corporación y las policías federales y locales en Guerrero, así como los planteamientos legales de esta nueva corporación Federal", se informó en un comunicado.

A tres años del gobierno estatal que encabeza el gobernador priista, la incidencia delictiva ha sido uno de los constantes en la agenda estatal, principalmente los homicidios dolosos.