Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, condenó los hechos de violencia en la comunidad Balsamar, Leonardo Bravo, donde tres militares fueron asesinados tras una emboscada de sicarios.

En entrevista, Astudillo Flores le pidió a la Fiscalía General de la República y a la Fiscalía General de Guerrero estar atentas para poder encontrar a los responsables de este lamentable suceso.

“La Secretaría de Defensa Nacional emitió un comunicado donde da a conocer el fallecimiento de tres personas en la emboscada cerca de este pueblo llamado Balsamar y nosotros hemos condenado por supuesto esta circunstancia, hemos expresado a todos los integrantes de la Secretaría de Defensa Nacional nuestro pésame y nos hemos puesto a disposición para encontrar a los responsables", expresó Astudillo Flores.

Concluyó que este ataque contra la fuerza pública no puede quedar impune.