Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, opinó sobre la recién aprobada "Ley Garrote" en Tabasco y dijo que "no hay que reprimir", esto a dos semanas del desalojo que ordenó en la autopista del Sol.

Entrevistado luego de un evento en Chilpancingo, Héctor Astudillo, quien reconoció haber ordenado el desalojo de campesinos, pidió no reprimir a sectores que se manifiestan, esto por la aprobación de la Ley Garrote en Tabasco.

El pasado 21 de julio decenas de campesinos del municipio de Tecoanapa bloquearon la autopista del Sol, a la altura del crucero con Tierra Colorada; un día después el gobernador priista aceptó que fue él quien ordenó el desalojo.

Entre otros temas, Astudillo Flores acusó a diputados, quienes recientemente han criticado al titular del Ejecutivo por la violencia en Guerrero, de estar politizando temas como el del fertilizante y no ayudar.

"No le entro a la grilla del fertilizante", dijo, y agregó "no voy a andar echando culpas, yo he tratado de ayudar es lo que le falta a muchos, no ayudan, hablan mucho y politizan", señaló.

Finalmente, expresó que no hablará del tema del fertilizante hasta el día 6 de agosto, fecha límite que dio el gobierno federal para la entrega total del agroquímico para los productores del campo en Guerrero.