#Guerrero

Astudillo culpa a Pablo Amílcar de rechiflas y abucheos en Tlapa

Protestas en el acto oficial tenían tintes políticos, ya que fue en la Montaña, donde se ha ejecutado la obra más importante de su gobierno, señaló.

Por Juan Manuel Molina, 2019-01-13 13:28

Acapulco, Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores culpó al delegado del gobierno federal en la entidad, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y al ejército de Servidores de la Nación de ser responsables de las rechiflas y abucheos que recibió en un evento oficial en Tlapa.

En una conferencia de prensa a la que convocó este domingo, Astudillo Flores señaló que los abucheos vinieron de integrantes del Frente Popular de Tlapa, de un grupo de Acapulco, apoyados en todo momento por los llamados Servidores de la Nación.

Estos últimos, son encuestadores inscritos a la Coordinación General de Programas Integrales de Desarrollo, y apoyan en la recolección de información para alimentar el Censo para el Bienestar, que a la postre servirá para la entrega de apoyos sociales.

Por lo anterior y dado que los voluntarios dependen directamente de la delegación de Programas Integrales de Desarrollo a cargo de Sandoval Ballesteros, Astudillo Flores lo acusó de ser el responsable del incidente, dado que él organizó el evento en la Unidad Deportiva de Tlapa.

Manifestó que en la entidad, Sandoval Ballesteros ha recibido un trato político correcto, desde su definición como delegado único del gobierno federal.

El jefe del ejecutivo local, señaló que a partir de lo sucedido el pasado viernes, cuando fue abucheado durante la presentación del programa ‘Pensión para el Bienestar para Personas con Discapacidad’, ahora valorará cualquier invitación de acudir a una gira oficial, para evitar ser abucheado.

Informó que las protestas en el acto oficial, tenían tintes políticos dado que fue en la Montaña Alta, donde se ha ejecutado la obra más importante durante sus tres años de gobierno, que ha sido el Nuevo Libramiento de Tlapa, con una inversión de 175 millones de pesos.

“Yo creo que es un asunto político, no es un asunto de sobras o de atenciones, es un asunto meramente político, así lo ubico”, respondió el gobernador.

Al concluir el evento del pasado viernes, Astudillo Flores habló con el presidente para hacerle saber su desaprobación del evento, y manifestó su intención para no seguir esa ruta de descalificaciones con tintes partidistas, reveló.

Ante los cuestionamientos de los reporteros, el mandatario estatal señaló que la relación entre el gobierno del estado y la representación del gobierno federal continuará, aunque precisó que no dejará de responsabilizar a Sandoval Ballesteros.

#Guerrero

Sandoval se deslinda de abucheos y pondrá orden en eventos de AMLO

El coordinador del gobierno federal planteó que se debe cuidar la investidura del gobernador, así como la del presidente y de los representantes populares.

Por Luis Jijón León, 2019-01-16 10:42

Guerrero.- Se cuidará más la organización de los eventos en Guerrero del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para evitar malentendidos, afirmó el coordinador del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, luego de los abucheos contra el gobernador Héctor Astudillo Flores en Tlapa.

Consultado vía telefónica, Sandoval expuso que ya estableció contacto con el gobernador, pero no han hablado personalmente y que lo buscará para “aclarar todo lo necesario” luego de que Héctor Astudillo lo responsabilizara por el incidente en Tlapa, lo cual negó y lamentó lo sucedido.

“Nosotros asumiremos responsablemente que necesitamos cuidar los aspectos de los eventos para que no haya ningún altercado de este tipo, lo dijimos claramente desde el primer Twitter que respondí (al gobernador), no nos parecía adecuado lo que había sucedido en Tlapa y lo sostenemos”, señaló.

“Vamos a asumir que tenemos que cuidar más la organización de los eventos, para que haya una buena organización, que no genere malentendidos, lo que no queremos es que haya este tipo de situaciones”, sostuvo.

Sandoval Ballesteros planteó que se debe cuidar la investidura del gobernador, así como la del presidente y de los representantes populares.

Adelantó que buscará al gobernador para aclarar todo lo necesario, “estoy en la mejor disposición, vamos a hacer todo lo necesario porque están de por medio los beneficios de los programas y de las acciones de gobierno para el pueblo de Guerrero”.

El presidente dio el ejemplo de que no hay ningún problema, ninguna diferencia con los gobernadores de otros partidos, “nosotros tampoco vamos a tener ningún problema para seguir trabajando”, dijo.

El gobernador aseguró que las personas que hacen los censos para los programas sociales fueron los que azuzaron a la gente para que lo abucharan en el evento de Tlapa, Sandoval Ballesteros declaró que no había ningún montaje en la que se involucre a los Servidores de Nación.

 Sandoval se deslinda de abucheos y pondrá orden en eventos de AMLO

“Pero nosotros asumiremos responsablemente que necesitamos cuidar los aspectos organizativos de los eventos para que no haya ningún altercado de este tipo”.

La reunión con el presidente

Ayer, Sandoval Ballesteros participó en una reunión en Palacio Nacional en la Ciudad de México encabezada por el presidente en la que se hizo un balance de los primeros días de gobierno en varios ámbitos: programas sociales, reformas y las grandes definiciones del gobierno.

López Obrador regresará a Guerrero el 7 de febrero, pues estará en Iguala para dar arranque arranque a las Becas Benito Juárez.

Al siguiente día viajará a Tierra Caliente donde anunciará el arranque del programa de fertilizante, señaló Sandoval Ballesteros.

#Acapulco

Acapulco hundido en crímenes, pero Adela Román dice que bajaron 10%

La alcaldesa lanza sus aseveraciones sin sustento, pues en los primeros 15 días de enero han ocurrido más asesinatos que en todo enero de 2018.

Por Juan Manuel Molina, 2019-01-16 09:35

Acapulco, Guerrero.- Pese a que en la última semana repuntaron los asesinatos y los robos a mano armada, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, dio a conocer a funcionarios y autoridades de otros municipios que los homicidios en el puerto ha descendido un 10 por ciento, al igual que el robo de vehículos.

Sin embargo, la alcadesa afirma una falacia, pues con base en una comparación en sólo quince días de 2019 ya se registró el mismo número de asesinatos, 46, que en enero de 2018.

En un comunicado, la edil de Morena recalcó que la disminución de los homicidios, el robo de vehículos y el nulo registro de secuestros, tiene que ver con la efectividad del plan de trabajo que se fijó al inicio de su administración, y las estrategias en materia de seguridad del Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz.

“Vamos a inhibir el delito, vamos a disminuir el número de homicidios dolosos, yo veo con mucho optimismo que el gobierno de la República tiene mucho interés en que recuperemos Acapulco”, expresó ante las alcaldesas Laura Beristáin Navarrete y Armida Castro Guzmán, y funcionarios del gobierno federal.

Tan solo a inicio de semana, se registró un asalto a mano armada a la tienda departamental Sanborns Café, esto al interior de una Plaza Comercial. La autoridad municipal informó sobre el inició de las investigaciones, aunque de entrada adelantó que es el modus operandi no era propio de Acapulco.

Ayer, en una persecución en plena Avenida Miguel Alemán, a la altura del fraccionamiento Magallanes, dejó como saldo dos personas asesinadas. También se registraron balaceras en la Colonia Santa Cruz y otra en el fraccionamiento Costa Azul.

Aun cuando no hay una estrategia definida en materia de seguridad, Román Ocampo señaló ayer que, para hacer frente a la inseguridad, resultaba necesario el uso de tecnología, con lo cual propuso el incremento en la instalación de cámaras de vigilancia y dignificar las condiciones laborales de los policías municipales.

La alcaldesa Adela Román fue acompañada por el delegado regional en Acapulco del gobierno federal y exlíder de Morena, César Núñez Ramos, más mandos, castrenses, policiales y representantes de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República.

#Guerrero

Congreso abusa del poder; aprobó acuerdo para dañarlo, acusa Montes

Erika Valencia nunca presentó denuncia formal por supuesta violencia de género, puede ser demandada por daño moral al no probar sus dichos.

Por Alejandro Ortiz, 2019-01-16 09:13

Guerrero.– El representante de Morena, Sergio Montes Carrillo podría demandar a la diputada del mismo partido, Erika Valencia Cardona, por daño moral, pues mintió descaradamente al acusarlo sin pruebas y sin haber presentado una denuncia formal de supuesta violencia de género que hizo pública únicamente ante medios de comunicación que se ensañaron con su figura.

Pese a no haber presentado ninguna denuncia, como debió hacerlo de ser ciertos los hechos, Valencia Cardona, con base a chismes, rumores y supuestos, manipuló a los diputados del Congreso local victimizándose para que le aprobaron un acuerdo particular con el fin de afectar a Montes Carrillo. El acuerdo aprobado ayer por el Congreso resulta violatoria de las garantías individuales del representante de Morena del que no existe ni denuncia alguna, y de los propios principios del Congreso porque no puede usarse un Poder del Estado para dirimir asuntos de particulares bajo el falso argumento de la violencia de género, como es el caso.

El acuerdo del Congreso local, por la presunta agresión verbal contra la diputada de Morena Erika Valencia Cardona, carece de cualquier prueba y viola el principio de presunción de inocencia, acusó el consejero estatal de Morena en Guerrero, Sergio Montes Carrillo.

El día de ayer por la noche, el Poder Legislativo aprobó un exhorto a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), para “implementar” protocolos de prevención, atención y reaparición de daño contra cualquier violencia a la mujer, un “protocolo” que de hecho ya existe desde que se aprobó la alerta de género en Guerrero.

El acuerdo fue presentado por las diputadas de Morena que pertenecen al grupo de César Núñez y Marcial Rodríguez quienes buscan el control de la dirigencia estatal de Morena: Teófila Plateros, Yoloczin Lizbeth Domínguez, Celeste Mora, Perla Xóchitl García y Erika Valencia, presunta víctima de agresión verbal por parte de Sergio Montes.

El punto de acuerdo, además de inusual y de ser ilegal e ilegítimo, pues el Congreso no puede ser usado como ministerio público, no contiene estudios de perfil del acusado, estadísticas del tema, además de que la diputada nunca presentó la denuncia correspondiente ante los tribunales competentes en caso de tener pruebas de sus dichos. “Lo más grave es que dan pie a un documento verdaderamente carente de perspectiva de género”, indicó Montes.

El representante de Morena ante los órganos electorales locales respondió a los señalamientos en su contra y lamentó que la diputada haya hecho uso de la tribuna del Congreso “para un acto presuntamente punitivo”. Consideró que las expresiones hacia él se tratan meramente de un ataque político.

“Denuncian, señalan, condenan y sentencian sin ninguna prueba, sólo lo hacen por una relatoría de supuestos hechos que la diputada establece como verídicos (…) Si esto fuera un delito debió dirigirse a los tribunales que es a dónde van todas las víctimas de los delitos, ya que ocupar a este honorable Congreso para solicitar justicia es un acto de autoritarismo”.

“Es inaudito que la tribuna de este Congreso sea utilizado para llevarme a juicio sin ser la instancia correspondiente porque esto es exceso y abuso de poder”, denunció Sergio Montes.

En su respuesta, el representante de Morena negó nuevamente haber cometido un acto de ofensa en contra de la diputada Erika Valencia y exigió que la legisladora muestre los estudios correspondientes que comprueben el derecho de la víctima y la violación de sus derechos como mujer.

Diputada se niega a confirmar denuncia

Durante más de una semana se buscó insistentemente a la diputada de Morena, Erika Valencia Cardona para conocer si la denuncia mediática había sido presentada ante autoridades de justicia, sin embargo, nunca se obtuvo respuesta.

A finales del mes de diciembre, la diputada acusó de agresión y misoginia al representante de Morena ante los órganos electorales y comenzó una serie de acciones desde el Poder Legislativo sin haber presentado prueba alguna de sus dichos.

Las veces que se le ha buscado para que especifique si presentó la denuncia formal, pues en la conferencia de prensa que dio para para denunciar la presunta agresión no presentó un número de carpeta de investigación, la diputada simplemente ha guardado silencio y no informó si fueron presentadas las denuncias ante los tribunales competentes.

En un último intentó, vía telefónica se buscó ayer la respuesta de Erika Valencia pero volvió a negarse, dejando la acusación únicamente en forma mediática y no ante las instancias correspondientes.

La diputada del distrito 27 fue sancionada el pasado 14 de enero por su partido, de acuerdo con el documento CNHJ-GRO-739/18 por haber también difamado al delegado único del gobierno federal, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros.