Guerrero.- El quebranto económico histórico que atraviesa el municipio de Chilpancingo, es responsabilidad del alcalde con licencia, Marco Antonio Leyva Mena y debe responder ante las instancias competentes, manifestó este día el gobernador de Guerrero.

Entrevistado en el puerto de Acapulco, Héctor Astudillo Flores, arremetió contra el alcalde con licencia de Chilpancingo, luego de que éste manifestara que el exjefe de seguridad de la esposa del gobernador no contaba con certificaciones de ley.

Marco Antonio Leyva, denunció en Noticieros Televisa presuntas amenazas hacia él y su familia, y habló del exsecretario de seguridad pública en Chilpancingo quien habría sido recomendado por el ahora gobernador y fungió como jefe de escoltas de su esposa, Mercedes Calvo.

Al respecto, el gobernador afirmó no tener "ningún problema" en reconocer que Esteban Espinosa -ex secretario de seguridad pública en Chilpancingo-, hubiera sido jefe de escoltas de su esposa y también habló sobre la figura de Leyva Mena.

"Que grave es que alguien esté señalando a mi esposa para tratar de aparecer en medios y presentar sus razones por las cuales se retiró del cargo".

"Él es el responsable del grave daño financiero de Chilpancingo, él es el responsable por el quebranto que está a simple vista", manifestó Astudillo Flores.

También recordó que él no pidió la salida de Marco Leyva, sino que éste decidió separarse para que el juicio de revocación de mandato -presentado por los diputados de Guerrero-, no llegara al pleno.

Entre otros temas, el gobernador habló de la situación de Chilapa donde reconoció que hay focos rojos por la violencia aunque deslizó que los hechos son entre grupos delictivos que han ocasionado constantes eventos negativos.

Informó que el estado hizo todo lo que la minera Torex Gold solicitó por lo que urgió a que ahora ellos destraben el problema laboral que hay en el lugar.