Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores señaló que jamás habló de un crisis de hambruna por falta cobertura del Programa Piloto de Fertilizante Gratuito.

En entrevista en Chilpancingo, el mandatario estatal dijo que no entraría en confrontación con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y especificó que su posición continúa siendo la misma, a la que suscribió en un comunicado el pasado martes.

En ese comunicado, Astudillo Flores señaló que, si se cerraba el programa de fertilizante, alrededor de unos 70 mil productores se quedarían sin apoyos agrícolas. Además de que se lanzó contra los Servidores de la Nación por su falta de capacidad y mal manejo del programa.

Indicó que los bloqueos realizados en el estado y gran parte del país, no son exclusivamente por fertilizante, sino que el campesinado pide solución a otras demandas que, han sido planteadas al propio titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula.

Señaló que los dos bloqueos más importantes registrados en el estado, era el ubicado en el Parador del Marqués en Chilpancingo, y otro que se pretendía hacer en las inmediaciones del aeropuerto en Acapulco. En ambos casos, refirió que ya había presencia de antimotines.

Reiteró que las protestas registradas en diversos puntos de Guerrero, tenían que ver con asuntos de la Federación y no del gobierno estatal.

Astudillo Flores negó que haya manejado el término de hambruna, en contraste, manifestó que hizo referencia a que falta de fertilizante provocaría problemas en la producción de maíz, que en el estado sólo es de autoconsumo.