Chilpancingo, Guerrero.- El gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores confió que una vez que el Congreso de la Unión concluya la discusión de la legalización de la marihuana, inicie el proceso de regulación de la amapola y el opio.

En entrevista en un acto en Chilpancingo, el mandatario dijo que el Senado anunció que sesionarán en periodo extraordinario, el próximo martes, en el cual bordarán el tema de la legalización de la marihuana.

“Entonces ya va el uno, y saliendo el uno ya va a haber un piso para que salga el dos, y ver como camina, lo importante es que hay una gran cantidad de personas de la función pública, llámense gobernadores, llámense funcionarios que no ven con reprobación lo que hemos mencionado”.

“En un principio fue un punto de reflexión para bajar la violencia y que sin duda ha agarrado una buena velocidad en la ruta de que pueda ser orientado en algún problema piloto”,  confió.

Astudillo insistió en que los legisladores “con algo deben comenzar”, y que el primer punto será el análisis de la mariguana con fines medicinales, pero pidió valorar que los “grandes analgésicos” son derivados de la amapola.

“¿Por qué no hacerlos aquí en México? Mi planteamiento no es insensato, pero supone un gran orden legislativo, entonces vamos a esperar cómo va el punto número uno que es el que tiene que ver con la marihuana”.

El gobernador aseguró que ha platicado con organizaciones de pobladores de la sierra de Guerrero sobre el tema de la legalización de la siembra y producción de la amapola.

Aunque descartó que dentro de esas platicas esté el grupo que bloqueó la autopista del sol, y que fueron dirigidos por el transportista Servando de Jesús Salgado.

Gobernador contradice a Leyva Mena

En cuanto a la denuncia de los comisarios de la Sierra del estado, quienes señalaron que sus guardias civiles fueron desarmadas, y que quedaban a merced de los grupos delictivos, dijo que ese tema debe resolverlo el presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

Sin embargo, el propio alcalde de Chilpancingo señaló el jueves que el ayuntamiento no fue la instancia que desarmó a las guardias civiles, sino que fue el secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes quien coordinó esa acción.

Maestros a las aulas, no en la autopista

Sobre las protestas del magisterio disidente en contra la reforma educativa, Héctor Astudillo mencionó que “el punto” radica en que los profesores tendrían que estar en las aulas y no en la autopista, “observo que si bien (los maestros) caminan por la autopista, tampoco hay vandalismo y quemas en edificios”.

“La mayoría de los maestros está en las aulas, todos los que hayan caído en el supuesto de no cumplir con su responsabilidad, como en cualquier empresa, como en cualquier chamba, quien no cumple con su trabajo tiene sanciones”, apuntó.

Respecto a la entrega de las 599 plazas que se entregaron el jueves a normalistas egresados, recalcó que son  “definitivas” y no por contratos de medio año.