Chilpancingo, Guerrero.- En Chilapa, el gobernador Héctor Astudillo Flores se comprometió a detener al integrantes del grupo delictivo de Los Ardillos, a quienes se le atribuye el asesinato de diez músicos en la comunicad de Mexcalcingo.

Ocho días después del suceso, se dio la visita del mandatario estatal quien se reunió con familiares y habitantes del poblado de Alcozacán, lugar de origen de las personas asesinadas.

Astudillo Flores informó que ya existen averiguaciones previas y órdenes de aprehensión contra los presuntos responsables del multihomicidio ocurrido el pasado viernes 17 de enero.

También, adelantó que se buscará que en los próximos días la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz, sesione en Chilapa, para buscar alternativas para garantizar la seguridad de la población y se llegue a un proceso de pacificación.

Refirió que pese a que existe indignación de parte de los familiares de las diez víctimas que fueron asesinados y después calcinados, reiteró que se deben respetar los derechos de los niños en términos constitucionales.

Lo anterior, luego de que la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) presentara a 19 niños, hijos de las víctimas, como nuevos integrantes de la policía comunitaria de la zona.