Guerrero.- Debido a la omisión para atender a las víctimas de violencia y por la falta de interés de liberar las órdenes de aprehensión contra los asesinos del pueblo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, es el responsable por los asesinatos y agresiones a indígenas en Chilapa, acusaron pobladores de San Jerónimo Palantla.

Vía telefónica, líderes del Frente de Defensa Popular y al Movimiento Popular Francisco Villa, ambos allegados a la localidad de San Jerónimo Palantla, municipio de Chilapa, denunciaron la desatención del gobierno Estatal para evitar hechos de violencia como el de ayer, donde fue asesinada una activista de ese poblado.

"¿Quieres ver más muertes, señor gobernador?. Cuántas veces le hemos dicho al gobierno que ahí están las órdenes de aprehensión, señor gobernador hasta cuándo las van a liberar".

"Esas órdenes de aprehensión que tienen congeladas deben de ser liberadas, nosotros también podemos levantarnos en armas, no es posible señor gobernador que pongas esas órdenes de aprehensión debajo del escritorio", cuestionó Rodolfo Colorado, líder del Frente de Defensa Popular.

Los vecinos de esa localidad solicitaron la intervención de la Guardia Nacional, que ya llegó a la cabecera municipal de Chilapa, y solicitaron que San Jerónimo Palantla sea volteada a ver por el gobierno federal debido a la inoperancia del gobierno estatal.

Sobre el asesinato de una líder indígena en la localidad de Lamazintla, culparon directamente a los policías de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Fundadores (CRAC-PF) y aseguraron que el gobierno tiene órdenes de aprehensión contra ese grupo pero se niega a liberarlas.

Finalmente, denunciaron que la Secretaría de Protección Civil, ayer se negó a trasladar a las personas heridas por el ataque a una camioneta en Lamazintla, que dejó como saldo a una mujer indígena asesinada y tres heridas.