Chilpancingo, Guerrero.- Vía redes sociales, el gobernador Héctor Astudillo Flores reportó como estables a 108 personas, en su mayoría menores de edad, tras haber ingerido pozole en mal estado en la comunidad de Mexcalcingo, municipio de Chilapa de Álvarez.

En un primer momento, se habló de la intoxicación de más de 200 menores de edad, que habrían acudido a un festejo organizado por el Día del Niño.

El gobierno estatal informó que los afectados serían traslados por vía área a hospitales cercanos para su atención médica, aunque finalmente solo algunos fueron llevados al municipio de Hueycantenango (José Joaquín de Herrera).

"Se reportan estables y evolucionan favorablemente al tratamiento otorgado", escribió Astudillo Flores en su cuenta de Facebook.