#Orbis

Ataque aéreo contra un campo de prisioneros en Yemen deja 30 muertos

El bombardeo fue llevado a cabo por aviones de la coalición árabe internacional, liderada por Arabia Saudita.

Por Redacción, 2017-12-13 09:46

México, AFP.-Al menos 30 personas murieron y decenas resultaron heridas en bombardeos contra un campo de prisioneros de los rebeldes hutíes en Saná, la capital de Yemen, según un nuevo balance de la cadena de televisión Al Masira, controlada por los insurgentes.

El bombardeo fue llevado a cabo por aviones de la coalición árabe internacional, liderada por Arabia Saudí, indicó la televisión, que agregó que las víctimas eran prisioneros.

Un anterior balance contabilizaba a 12 muertos y 80 heridos.

Los ataques apuntaron a un campo administrado por la policía militar que depende de los rebeldes, indicó la fuente.

Un fotógrafo de la AFP comprobó que el ataque causó daños en edificios del campo y en varios vehículos.

Uno de los guardias, Mohamed al Aqel, indicó que los bombardeos empezaron a la 01H00 del miércoles.

Según él, el primer ataque aéreo golpeó un ala del campo donde estaban alojados los prisioneros -varios de los cuales intentaron huir- antes de ser alcanzado por un segundo bombardeo.

La tercera ofensiva destruyó una pared del recinto y otras dos alcanzaron dos edificios, añadió Aqel.

Combatientes rebeldes retiraron este miércoles varios cuerpos de entre los escombros, y no se excluye que aumente el balance de víctimas.

El domingo, al menos 26 rebeldes chiitas hutíes murieron en bombardeos atribuidos a la coalición árabe dirigida por Arabia Saudí contra un campo de entrenamiento en la provincia de Hajjah (noroeste).

Esa coalición intervino en marzo de 2015 en el conflicto yemení para detener el avance de los hutíes, que habían conquistado extensas zonas de Yemen, incluida la capital, Saná, que sigue en su poder.

Desde marzo de 2015, la guerra en Yemen causó más de 8.750 muertos y 50.600 heridos, en su mayoría civiles.

#Orbis

Mueren 3 personas al derrumbarse techo de un bar chino

Unas 260 personas, entre policías y bomberos, llegaron al lugar del accidente para ayudar en el rescate de las víctimas, entre ellas 87 personas heridas.

Por Redacción, 2019-05-20 13:22

México, Notimex.-Al menos tres personas murieron y 87 resultaron heridas esta madrugada al derrumbarse el techo de un bar en la ciudad de Bose, región autónoma de Guangxi Zhuang, al suroeste de China.

El derrumbe del techo del bar, que se encontraba en la parte superior de un edificio de tres pisos sostenido por andamios, se registró a la 01:00 horas locales de este lunes, y en donde cuatro personas quedaron atrapadas entre los escombros.

Unas 260 personas, entre policías y bomberos, llegaron al lugar del accidente para ayudar en el rescate de las víctimas, entre ellas 87 personas heridas que fueron trasladadas al hospital, informó China Plus.

El departamento regional de manejo de emergencias informó este lunes que los rescatistas con la ayuda de perros adiestrados buscaron a cuatro personas que quedaron bajo los escombros, sin embargo no localizaron a personas con vida. Indicó que entre los heridos uno se encuentra en estado crítico, 16 están graves, 17 permanecen en el nosocomio en observación y 53 fueron dados de alta.

China se ha visto afectada por derrumbes de inmuebles, como el que ocurrió la semana pasada en Shangai, y por accidentes industriales.

El jueves pasado se derrumbó un edificio en renovación en Shangai que causó la muerte de 10 personas. En abril pasado la explosión en una planta química en la ciudad de Ulanqab, en el norte de China, causó cuatro muertos y alrededor de 35 heridos.

Un mes antes al menos 78 personas murieron y unas 600 resultaron heridas por la explosión en una planta química en la provincia china de Jiangsu, en el este del país. Este tipo de accidentes son frecuentes en el sector industrial de China, en el que las normativas continúan siendo laxas a pesar de nuevas iniciativas.

#Orbis

Francés condenado a muerte en Indonesia por narcotráfico

El presidente del jurado, Isnurul Syamsul Arif, indicó que tras analizar el caso se determinó que Félix Dorfín fue encontrado culpable de importar narcóticos.

Por Redacción, 2019-05-20 13:18

México, Notimex.-El ciudadano galo Félix Dorfin, de 35 años de edad, quien en septiembre del año pasado arribó al aeropuerto de Lombok con tres kilogramos de droga ocultos en su maleta, fue condenado hoy a la pena capital, una sanción sorpresiva dado que los fiscales habían pedido 20 años de prisión.

En su portal France24 divulgó que la isla turística de Lombok se ubica cerca de Bali, donde es común el arresto de extranjeros por cargos de estupefacientes; sin embargo, Indonesia cuentan con leyes estrictas para este caso, incluido el fusilamiento para narcotraficantes, el cual ya se ha aplicado a algunos infractores de otros países.

El presidente del jurado, Isnurul Syamsul Arif, indicó que tras analizar el caso se determinó que Félix Dorfín fue encontrado culpable de importar narcóticos, con las agravantes de estar implicado con una agrupación internacional de drogas y la cantidad que ocultaba en su maleta, por lo que se le condenó a la pena de muerte.

En espera de recibir una sentencia similar se encuentran presos en Indonesia una mujer de la tercera edad, de origen británico, quien pasaba de contrabando cocaína, y Serge Atlaoui, un francés que fue detenido en 2007.

#Orbis

“Nunca amenaces a un iraní”, responde el canciller a Trump

«Los iraníes se han mantenido en pie durante milenios, mientras que los agresores desaparecieron … ¡Intente con respeto, funciona!», indicó Zari.

Por Redacción, 2019-05-20 13:14

México, Notimex.-El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, respondió hoy a las recientes amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre que el “fin de Irán”, en caso de guerra, advirtiéndole que “respete” a su país y que “nunca se atreva a amenazar a un iraní”.

A través de su cuenta oficial en Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán rechazó este lunes, lo que tachó como «burlas genocidas» del presidente Trump, y le pidió evitar amenazar a su país, recordándole que los iraníes siempre han salido victoriosos.

«Los iraníes se han mantenido en pie durante milenios, mientras que los agresores desaparecieron … ¡Intente con respeto, funciona!», indicó Zarif, en respuesta a tuit emitido horas antes por el presidente estadunidense, que dice: «Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán», escribió.

Trump publicó su tweet el domingo por la noche después de un ataque con cohetes en la llamada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran los edificios administrativos del gobierno iraquí y las misiones extranjeras, incluida la embajada de Estados Unidos.

El canciller iraní indicó que el presidente estadunidense estaba siendo «incitado» por lo que llamó «Equipo B», una referencia al asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salman.

“Empujado por el Equipo B, Donald Trump piensa lograr lo que Alejandro Magno, Gengis Khan u otros agresores no consiguieron… El terrorismo económico y las burlas genocidas no socavarán a Irán»”, destacó el funcionario, según un reporte de la agencia oficial de noticias IRNA.

En su segundo mensaje, Zarif agregó que el Equipo B no está haciendo nada, pero está destrozando la diplomacia e incitando a los crímenes de guerra a través de la venta de armas a algunos estados de la región de Medio Oriente e insistió: “Nunca amenaces a un iraní. Prueba a ser respetuoso, ¡funciona!”.

Las tensiones entre Teherán y Washington comenzaron en mayo del año pasado, cuando el presidente Trump anunció la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), y le reimpuso duras sanciones.

Con el aniversario de la salida estadunidense del acuerdo, las tensiones bilaterales aumentaron notablemente, con el endurecimiento de sanciones petroleras de Estados Unidos y el envío de refuerzos militares, incluido el portaaviones USS Abraham Lincoln y un escuadrón de bombardero B-52, a Medio Oriente.