México.- El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, Ricardo Monreal, consideró que fue un acto de terrorismo el ataque del grupo criminal que operó en Culiacán, Sinaloa, durante la retención de Ovidio Guzmán López, el Ratón, el pasado 17 de octubre.

“Fue tan grave que ahí lo vieron. Usaron rehenes, esposas, hijos de militares, militares como rehenes, incluso a ciudadanos que estaban totalmente indefensos frente a la agresión, que estaba por iniciar contra la población civil en actos de verdadero terrorismo”, expresó el líder parlamentario.

Ante los resultados, que dió a conocer el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, rechazó que eso signifique que falló la estrategia de seguridad del Gobierno Federal y si deja ver la transparencia con la que se conduce el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Monreal Ávila indicó que la reunión privada con Durazo Montaño no lo eximirá de responder los cuestionamientos de los legisladores el próximo martes durante su comparecencia ante el Senado, ya que “si hay cuestionamientos fuertes, se van a hacer hoy o dentro de ocho días; no creo que por haberse reunido con los coordinadores vayan a aminorar los reclamos. No, están a salvo, pueden hacerlo el próximo martes”.

Asimismo, rechazó que esta sea una muestra de que el Ejército deba regresar a los cuarteles y consideró que ha sido injusta la la crítica a las Fuerzas Armadas, “el Grupo Parlamentario de Morena respalda íntegramente el actuar de los soldados y de los marinos, en este operativo y en la estrategia general de combate a la delincuencia y al crimen organizado”.

Finalmente, Monreal Ávila desestimó las declaraciones del general en retiro y exsubsecretario del Ejército, Carlos Demetrio Gaytán Ochoa, quien dijo que las decisiones del Ejecutivo inquietan y eventualmente ofenden a los soldados, y que hay una polarización en el país preocupante.